logo-origen.jpg
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Bodega Contador pone a la venta vinos excepcionales «criados en origen»

Bodega Contador presenta «Vinos criados en origen», un nuevo proyecto que  ofrece a sus clientes el privilegio de adquirir añadas excepcionales conservadas en bodega en condiciones idóneas de maduración. Tras permanecer en bodega hasta siete años de crianza, vinos de añadas desde 2015 se presentan ahora con todas las garantías de trazabilidad y calidad, en su momento ideal de consumo.  En la imagen, Benjamín Romeo Colección nº 3 2015, uno de los vinos «criados en origen».  

“Hay una demanda de clientes, que prefieren recibir los vinos más maduros”, explica Benjamín Romeo, fundador de Bodega Contador, que destaca que este fenómeno ocurre sobre todo en países asiáticos. Pero cuando se compran este tipo de vinos en distintos mercados y proveedores, y no en la bodega, no siempre hay garantías sobre la  conservación y estado del vino. “La búsqueda de viejas joyas enológicas por parte de los consumidores lleva implícito el peligro de la incierta trazabilidad de unas botellas longevas, que puede deparar sorpresas desagradables. Una mala conservación, los efectos de las altas temperaturas, la falta de cuidado en el transporte o una manipulación incorrecta pueden tener consecuencias nefastas en el vino”.

Mayor riqueza tras madurar en botella

En este sentido, Romeo señala que en Bodega Contador “somos conscientes de que nuestros vinos adquieren mayor riqueza tras madurar algunos años en botella”. Por eso han querido “satisfacer la demanda de los mercados asiáticos, que solicitaban vinos más hechos, conciliando esta necesidad con las exigencias de otros países, que requieren los vinos de añada reciente”.

Los vinos de Bodega Contador madurados en origen permanecen desde su embotellado en las cuevas excavadas bajo el castillo medieval que corona San Vicente de la Sonsierra, a trece grados de temperatura controlada durante todo el año y con una humedad relativa de 65% constante, sin vibraciones ni ruidos. Tras madurar algunos años, adquieren mayor riqueza y, al hacerlo en bodega, garantiza su trazabilidad.

El criterio de Benjamín Romeo

El proceso de envejecimiento en origen no incluye a todos los vinos de Bodega Contador, tampoco a todas las añadas; la selección de los vinos que se someten la maduración en bodega depende del criterio de Romeo, que considera un gran número de factores. Y solo se comercializan, en unidades muy limitadas, cuando el propietario de Bodega Contador entiende que están en condiciones idóneas de maduración.

Con el ánimo de salvaguardar la conservación de unos vinos que han sido madurados con tanto celo en origen, las condiciones de compra incluyen la aceptación de no vender a través de internet. El compromiso del comprador, por escrito, a no comercializar estos vinos a través de la red, garantiza la trazabilidad de cada botella. Además, cada botella lleva en su cuello un sello de Bodega Contador único.

Los vinos «criados en origen» que forman parte de la nueva selección son Benjamín Romeo El Bombón y La Dehesa, procedentes respectivamente del viñedo único del mismo nombre y de la añada 2015 (P.V.P. Botella: 190 €); y Contador 2016 (P.V.P. Botella: 320 €).

 Notas de cata

Benjamín Romeo Colección no.3 2015. Elaborado con uva 100% tempranillo procedente del viñedo El Bombón (San Vicente de la Sonsierra), con una crianza de 18 meses en barricas nuevas 100% roble francés. En nariz, aromas balsámicos, minerales, de chocolate y tostados. En boca, volumen, tanino dulce y largo recorrido. Producción limitada de 3.000 botellas.

Benjamín Romeo Colección no.4 2015. Garnacha monovarietal del viñedo La Dehesa de Pangua (San Vicente de la Sonsierra, Briones), con una crianza de 18 meses en barricas nuevas 100% roble francés. En nariz, aromas profundos e intensos de enebro, monte bajo y plantas aromáticas. En boca es sabroso, con frescor y dulzura. Producción limitada de 3.000 botellas.

Contador 2016. Elaborado íntegramente con uva tempranillo procedente de 19 parcelas ubicadas entre San Vicente de la Sonsierra y Briones. Tras una crianza de 18 meses, en barricas nuevas 100% roble francés, Contador 2016 presenta un color rojo picota con capa muy intensa y brillante. En nariz, además de frutas rojas y negras muy maduras, destacan las hierbas aromáticas (tomillo, romero, lavanda, hinojo). Muestra también un marcado carácter mineral, con trasfondo de maderas muy finas. En boca es delicado y potente a la vez, además de muy voluminoso. Destaca un gran equilibrio entre fruta y roble. Postgusto final largo e intenso. Muy maduro y sabroso. Una profundidad altísima. Gran balance.

          

 

ORIGEN, la revista

Acceso Biblioteca Origen Digital

Scroll al inicio