logo-origen.jpg

El consumo de cerveza en hostelería alcanza niveles prepandemia

España se convierte en el segundo productor de Europa con 41,1 millones de hectolitros. La exportación de cerveza se mantuvo al alza, alcanzando los 4,2 millones de hectolitros en 2022, un 13,4% más que en el año anterior. El sector cervecero registró unos ingresos fiscales de 5.840 millones de euros y generó 450.000 empleos, contribuyendo a la economía del país. El consumo per cápita se situó en 58 litros anuales en 2022, lo que refleja un consumo generalizado moderado. En la imagen, de izquierda a derecha, Jacobo Olalla, Fernando Miranda y José Luis Yzuel, durante la presentación del Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza en España.

El consumo de cerveza en hostelería experimentó una notable mejora en 2022, con un incremento de casi un 32% respecto al año anterior, que se vio impulsado, entre otros factores, por el repunte del turismo en nuestro país. Sin embargo, no se alcanzaron los niveles previos a la pandemia: si en 2019 cerca del 70% de la cerveza se consumía fuera del hogar, en 2022 este índice se quedó por debajo del 60%. Las restricciones sanitarias al consumo en barras o de pie en los establecimientos de restauración se mantuvieron a comienzo de año, por lo que el sector hostelero todavía estaba lejos de instaurar la normalidad en su actividad. Así lo recoge el Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza en España en 2022, publicado conjuntamente por Cerveceros de España y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

“En España consumimos el 90% de la cerveza que producimos y en su elaboración se utiliza mayoritariamente materia prima española y, con ello, se genera economía en zonas rurales”, explica Fernando Miranda Sotillos, Secretario General de Agricultura y Alimentación. “El sector cervecero destaca por haber apostado, y sigue haciéndolo, por la agricultura nacional y fomentar la I+D en la cebada y el lúpulo para elaborar la cerveza. Por ello, es uno de los sectores más valiosos del sector agroalimentario español”, añade.

La producción de cerveza también evolucionó favorablemente alcanzando los 41,1 millones de hectolitros en 2022, una cifra que situa a España como el segundo productor cervecero de Europa -solo por detrás de Alemania- y el noveno a nivel mundial. En este sentido, la permanencia de los hábitos de consumo de cerveza en el hogar, sumado a los factores ya apuntados y el notable incremento de las exportaciones durante el año pasado contribuyeron a incrementar la producción de cerveza con respecto a 2021.

Según se deduce de los resultados recogidos en el informe, la exportación de cerveza se mantiene al alza. Con 4,2 millones de hectolitros, las exportaciones se incrementarón un 13,4% en 2022 y un 36,8% en el último trienio, favoreciendo el posicionamiento del sector cervecero español en el mercado internacional.

Las ventas al canal hostelero aún por debajo de 2019

El incremento del turismo en 2022 impactó favorablemente en el volumen de ventas de cerveza en España por su estrecha vinculación a la hostelería. El número de visitantes registrado se duplicó con respecto al año anterior, permitiendo al sector cervecero consolidar la tendencia de recuperación tras el fuerte impacto de la pandemia. En total, se llegaron a comercialización 38,95 millones de hectolitros.

En este sentido, las ventas al canal hostelero superaron a alimentación con una diferencia de dos puntos porcentuales (51% vs 49%). Sin embargo, la diferencia entre estos dos canales era mayor en 2019, cuando el canal hostelería abarcaba el 53,2% de las ventas y al canal hogar le correspondía el 46,8%.

 “El sector cervecero avanza a buen ritmo en la senda de la recuperación de las ventas en hostelería. A pesar de haber vivido momentos inciertos en 2022, el sector se ha mostrado resiliente, lo que refleja que la cerveza sirve de indicador de la confianza del consumidor en la economía española”, apunta el director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla Marañón.

El segmento craft continúa siendo el más afectado

Las cerveceras que producen menos de 50.000 hectolitros han sido las más afectadas por la incertidumbre económica, con un descenso del 3% tanto en producción como en número de centros operativos en 2022. Así, con respecto al periodo prepandemia, se registró una producción un 20% menor y un 35% menos de cerveceras.

Para este segmento tiene especial relevancia la reactivación del consumo en hostelería, ya que es el principal canal de comercialización y consumo de cervezas craft. “Uno de los pilares de nuestra asociación es que el sector se mantenga unido y diverso, a pesar de los momentos difíciles. Por ello, es vital que sigamos avanzando hacia la recuperación total del consumo en hostelería para seguir apoyando a los cerveceros craft, quienes son los que más han sufrido las consecuencias de la pandemia y la inflación”, subraya Jacobo Olalla Marañón.

La aportación de la cerveza al Estado mejora por el consumo en hostelería

La cerveza es una de las bebidas que más impacto tiene en la economía del país, tanto en la recaudación de impuestos como en la generación de empleo. El sector generó unos ingresos fiscales de 5.840 millones de euros (último dato disponible de 2021), un 24% más que en el ejercicio anterior. Además, el incremento de recaudación del IVA en hostelería (+31%), el IRPF (+27%) y otros impuestos con respecto a 2020, reflejan el gran impacto positivo del consumo de cerveza fuera del hogar.

Por otro lado, el empleo generado por el sector cervecero en 2022 alcanzó los 450.000 puestos de trabajo, lo que supone un incremento del 12,5% respecto a 2021; de los cuales casi el 87% corresponden al canal hostelero, según los datos de Europe Economics.

El consumo de cerveza se mantiene moderado

La manera en que se consume cerveza en nuestro país responde a los patrones mediterráneos: más del 90% de las ocasiones en las que se consumió cerveza en 2022 se asociaron con momentos de ingesta de alimentos. El consumo per cápita se situó en 58 litros. De hecho, cerca de la mitad de las personas que la disfrutan lo hacen al menos en dos ocasiones a la semana.

“El 94% del consumo de cerveza fuera del hogar se da en un contexto social, siendo la bebida fría más consumida en hostelería. De hecho, puede suponer entre el 25 y el 40% de la facturación de los bares, especialmente en los de menor tamaño”, comenta José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España. “También es la opción favorita para acompañar las tapas, tanto por españoles como por turistas extranjeros, muestra de que su consumo responde a los patrones mediterráneos”, añade.

Cabe señalar que, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, casi el 13% de la cerveza que consumen los españoles es sin alcohol. El consumo de esta variedad como alternativa a la tradicional refleja que en nuestro país no se busca el bajo contenido alcohólico, sino el frescor y sabor de la bebida. Las ventas de la sin ascendieron un 11% con respecto al año anterior, gracias a la reactivación de la hostelería.

Producción sostenible a partir de materia prima nacional

La totalidad del lúpulo que se cultiva en nuestro país se consume por el sector cervecero español. En 2022 se cosecharon unas 1.000 toneladas de lúpulo en flor, mientras que la producción de malta cebada ascendió a casi 550.000 toneladas, con un valor de más de 300 millones de euros.

En circunstancias normales, más del 90% de los cereales con los que se elabora cerveza proceden de los campos de nuestro país. Así, en línea con el compromiso del sector con el campo español, el sector mantuvo su apuesta por la materia prima de origen nacional en 2022.

El sector también ha reforzado su compromiso en materia de sostenibilidad medioambiental. Desde el cultivo hasta el consumidor final, a lo largo de toda la cadena de valor las empresas cerveceras velan por el uso mayoritario de energía eléctrica renovable en los procesos, la valorización de casi todos los residuos generados en la producción y la comercialización de casi la mitad de cerveza en envases reutilizables.

Las áreas estratégicas en materia de sostenibilidad son envases, energía, agua y reducción de huella de carbono. En este sentido, el 79% del volumen de cerveza comercializada en hostelería en 2022 contaba con envases reutilizables, por lo que el sector está cerca de alcanzar el 80% marcado para 2025. Asimismo, el 98,2% de la energía que se utilizó en 2022 era de naturaleza renovable, lo que le acerca a su objetivo de lograr la totalidad.

ORIGEN, la revista

Acceso Biblioteca Origen Digital

Scroll al inicio