logo-origen.jpg

Jamón de Teruel DOP, marcado a frío, una apuesta segura para la Navidad

El jamón es uno de esos productos imprescindibles en nuestras mesas en esta época del año, un alimento ideal para triunfar en cualquier celebración especial. Para los que buscan una opción sostenible y con una buena relación calidad precio estas navidades, el Jamón de Teruel DOP es una apuesta segura. Su color rojizo y su grasa infiltrada hacen de él un producto único e inimitable.

El Jamón de Teruel DOP es un producto ligado directamente al territorio, a la climatología y a la tradición y buen saber hacer de sus gentes, aunque no todos los jamones que se producen en la provincia son Jamón de Teruel DOP Teruel, pero ¿cómo podemos diferenciarlo y qué debemos de tener en cuenta a la hora de elegir un auténtico jamón de Teruel DOP?

1.            Su peso debe ser superior o igual a 7Kg.

2.            La curación debe producirse a una altitud igual o superior a 800 metros.

3.            Toda su elaboración se ha de llevar a cabo en la provincia de Teruel.

4.            Su forma debe ser alargada, perfilada y redondeada en sus bordes y siempre conservando la pata.

5.            El color debe ser rojo y su aspecto brillante al corte, con grasa parcialmente infiltrada en la masa muscular.

6.            Su elevado flavor “a curado”.

7.            Su sabor delicado, muy agradable y poco salado por el mínimo contenido en sal en el proceso que se efectúa por apilado de las piezas con la sal seca y a temperaturas muy bajas.

8.            La grasa que encontramos en el jamón debe de ser untuosa al tacto, brillante de coloración blanco amarillenta, aromática y de agradable sabor.

9.            La duración mínima de todo el proceso de elaboración debe de ser de 60 semanas.

10.          La pieza puede presentarse con toda la corteza o perfilado en corte en “V”.

11.          Y su origen, debe de proceder exclusivamente de las razas Landrace, Large White o cruce de ambas (línea madre), y Duroc (línea padre).

Distintos formatos para los diferentes momentos de consumo

Podemos encontrar el Jamón de Teruel DOP en distintos formatos, adaptados a los diferentes momentos de consumo: Pieza entera, deshuesados, en porciones, loncheado a máquina o a cuchillo, está ultima ideal para presentaciones navideñas.

En las piezas enteras de Jamón de Teruel DOP, además, encontraremos el precinto, la vitola, la numeración de cada pieza y su característica estrella de 8 puntas marcada a fuego que son imprescindibles para poner nombre y apellido a un producto único, de alto valor gastronómico y calidad garantizada.

En el resto de presentaciones, la etiqueta marcará la diferencia, y en ella deberán aparecer el sello de la DOP Jamón de Teruel, sinónimo de garantía y todos los datos de registro de la pieza de la que proceden controladas rigurosamente por la DOP para asegurar la máxima calidad del producto.

Pero la auténtica prueba de calidad del Jamón de Teruel DOP se pasa en la mesa, donde su sabor delicado, agradable y poco salado que recoge todo el aroma del territorio y de la tradición de lo bien hecho, conquista siempre a los paladares más exigentes.

ORIGEN, la revista

Acceso Biblioteca Origen Digital

Scroll al inicio