Ruta de la cereza del Jerte

Durante los meses de mayo, junio y julio, el Valle del Jerte, en la provincia de Cáceres, se viste de gala con motivo de La Cerecera, es decir, la fiesta alrededor de la recolección del “oro rojo” del Valle, la Cereza del Jerte, adscrita a una Denominación de Origen Protegida desde el año 1996.

Texto: Armando Desantes | Fotos: Turismo de Extremadura

El Valle del Jerte es una comarca compuesta por once municipios todos ellos de pequeña población y cuya capital es Cabezuela del Valle, con apenas algo más de dos mil lugareños. El resto serían, por orden de habitantes, Navaconcejo, Piornal, Jerte, Tornavacas, El Torno, Casas del Castañar, Barrado, Cabrero, Valdastillas y Rebollar. Situado entre la Sierra de Tormantos, los Montes de Traslasierra y la sierra de Béjar,  recibe ese nombre por el Jerte, el río que lo recorre. Junto a la fruta que le ha otorgado reconocimiento nacional, sobresale por una gran variedad de flora y vegetación. No olvidemos que Extremadura es la región de España con más kilómetros de costa de agua dulce.

Al suroeste del Valle, ya fuera de sus límites, se encuentra Plasencia, ciudad que es un poderoso nudo de comunicaciones en el norte de Extremadura y que, por su conjunto histórico, mantiene el gran interés cultural de otras poblaciones extremeñas, al que suma la belleza de sus parques urbanos.

Si espectacular es, pocas semanas antes, la floración de los cerezos, el Valle cobra un extraordinario dinamismo durante el inicio de la temporada, cuando los miles de cerezos que pueblan esta comarca del norte extremeño muestran todo su esplendor.

 

jerte 1La Picota del Jerte, una cereza de calidad superior

Recordemos que, dentro de las cerezas, la Picota del Jerte es una variedad de calidad superior, originaria exclusivamente del Valle. Es más pequeña, crujiente, dulce y sabrosa que el resto de las cerezas. Además, no tiene rabito porque se queda prendido naturalmente en el árbol durante la recolección. A partir de junio, se puede encontrar la Picota del Jerte en los mejores establecimientos, pero sólo las auténticas tienen el sello de calidad de la D.O.P Cereza del Jerte.

Siguiendo una tradición familiar de siglos, más de dos millones de cerezos se cultivan artesanalmente en bancales labrados en las altas montañas del Valle, entre manantiales cristalinos y aire puro. Solo en un entorno así de único, con un microclima privilegiado, pueden cultivarse las mejores cerezas de España.

Entre principios de mayo y finales de julio, los agricultores locales recogen cerezas de más de un centenar de variedades, de las que cinco cuentan con la certificación por parte de la D.O.P. Cereza del Jerte. Se trata de las cuatro variedades de Picota del Jerte (Am­brunés, Pico Colorado, Pico Limón Negro y Pico Negro) y la cereza Navalinda, única con pedúnculo.

 

El manto blanco de la primavera 

jerte 3Meses antes, el Valle ha alcanzado una gran belleza en primavera, cuando se pueden ver todos los cerezos en flor, creando una estampa inolvidable, con un gran manto blanco que arropa todos los contornos. Aunque la naturaleza no tiene fecha exacta, el máximo esplendor de la floración suele coincidir con finales de marzo y principios de abril. Es en esos días cuando el Valle celebra una explosión blanca con la Fiesta del Cerezo en Flor, Fiesta de Interés Turístico Nacional.

En paralelo con el Valle se extiende la vecina co­marca de La Vera, a los pies de la Sierra de Gredos y que consta de 19 municipios. Regada por el río Tiétar, es famosa por las gargantas y zonas de baño. Jaraíz de la Vera es la localidad más importante de la zona pero existen también otros pueblos, como Jarandilla y Pa­sarón, donde conocer la cultura y la rica gastronomía de la tierra. La “joya de la corona” de La Vera es el Pi­mentón, otro producto amparado por una D.O.P.

En La Vera (concretamente en Cuacos de Yuste) se encuentra el Monasterio de Yuste, integrado en Patrimonio Nacional por ser el lugar donde pasó sus últimos años y falleció Carlos V. En torno a su figura se celebra todos los años la Ruta del Emperador.

Pero volvamos a la gran protagonista de nuestra ruta, la Picota del Jerte, de pequeño tamaño pero grande en salud: tiene ocho vitaminas, potasio, calcio, sodio y magnesio; es diurética, no engorda y es un potente antioxidante, por lo que frena el envejecimiento y favorece la eliminación de toxinas.

 

Actividades en junio y julio

Alrededor de La Cerecera (así se conoce la oferta cultural puesta en marcha por Soprodevaje, la Sociedad para la Promoción y el Desarrollo del Valle del Jerte en estas fechas), se celebra un extenso programa de actividades lúdicas, culturales y festivas que tienen el afamado fruto rojo como protagonista. Este año comenzaron el 29 de mayo y se desarrollarán hasta el 1 de agosto. Una propuesta cultural global que inunda el Valle de planes muy diversos durante este periodo. Jornadas Gastronómicas de la Cereza Picota, degustaciones y catas, celebración de la Feria de la Cereza, música, turismo activo, marchas, senderismo, juegos y pruebas deportivas, jornadas de puertas abiertas en cooperativas y fincas para asistir a todo el proceso de recolección y selección de la fruta, así como muestras de artesanía de la zona, son solo algunas de las propuestas incluidas en el programa oficial de La Cerecera.

Varios restaurantes del Valle proponen menús especiales elaborados con cerezas, se premia al Plato Mejor Valorado de las Jornadas, hay Master Class y talleres populares de cocina y también se celebra una Feria de la Tapa Cerecera, entre otras convocatorios.

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies