Rioja: diversas actividades durante la vendimia en Vivanco

Comerse el mundo… a través de las uvas. Es, literalmente, una de las opciones irresistibles, y curiosas, que los visitantes que acudan a Vivanco (Briones, La Rioja, España) podrán experimentar este otoño. El calendario marca la época de vendimia, la llegada de una nueva estación. Mientras, en el campo, la labor de recolección del fruto es constante, en medio de un caprichoso paisaje de rojos, ocres, granates, amarillos y verdes que merece la pena disfrutar con calma. Como cada año Experiencias Vivanco ha elaborado un calendario de actividades para conocer, vivir y sentir los frutos de la vid y la Cultura del Vino durante la época de vendimia: 9000 metros cuadrados para que todos los públicos experimenten, por dentro y por fuera, el sabor de 80 siglos de historia.

200 variedades de uva de los cinco continentes, en los labios

Los cinco sentidos son necesarios a la hora de catar un vino. Y también para descubrir las 222 variedades de uva de las cepas (divididas según Denominaciones de Origen de Rioja y España, y por procedencia mundial), que tiñen de colores diversos el Jardín de Baco: una sobresaliente colección ampelográfica en el exterior del complejo de Vivanco, que reúne vides de países como Australia, Nueva Zelanda, India, Perú, China, Serbia, Brasil, España, Francia, Turquía o Grecia, entre otros. El 12 y el 30 de octubre, previa reserva, tendrá lugar a las 12.00 esta visita sensorial que nos acerca al placer de descubrir variedades de uvas singulares como la rayada melonera, de cuerno, la teta de vaca o la chasselas Michel Tompa, a profundizar en ese contacto maravilloso del fruto en la boca para descubrir su dulzor, a colorear las comisuras de los labios con el jugo, a comprobar su madurez. Cada cepa es diferente, y las variedades son atípicas, y muy curiosas no sólo por el nombre, sino según su procedencia.

¡Vendimiar más 1000 kilos de uva diarios!

La vendimia nos deja cada año un paisaje bucólico de comunión con la tierra. Las cuadrillas comienzan a trabajar a las ocho u ocho y media de la mañana. Hay que procurar las mejores condiciones para un día de trabajo duro, en el que un vendimiador puede recolectar diariamente ¡hasta 1500 kilos de uva! En Vivanco es posible vivir esta experiencia, a pie de viñedo, del 1 de octubre al 1 de noviembre, eso sí, sin madrugones, ni riñones resentidos. Las hileras infinitamente alineadas de cepas, que durante las cuatro estaciones han recibido todos los cuidados necesarios, nos descubrirán el fascinante mundo del vino. Ataviados con delantal, guantes  y tijeras, los visitantes (incluso los más pequeños) podrán realizar su propia vendimia: comprobar el color del raspón que nos indica que ya se pueden cortar los racimos; coger el fruto para observar que la unión con la piel y la uva es como la punta de un pincel; mascar las pepitas, que ya no son verdes; estrujar las uvas para tocar y probar el mosto, y ver su color…

Familias, niños y adultos maridan la Cultura del Vino

Las visitas que durante todo el año se pueden realizar al Museo Vivanco de la Cultura del Vino, catalogado por la UNESCO como el mejor del mundo en su categoría, y a la Bodega, se complementan desde el 1 de octubre al 1 de noviembre con dos opciones de cata. Por un lado, la de los mostos obtenidos directamente tras el prensado de las uvas, de diversas variedades, antes de la fermentación. Y, por supuesto, los cursos de cata de vinos, guiados por expertos, que permiten agudizar los sentidos para educar al sumiller que llevamos dentro. Cabe destacar que, paralelamente, los niños pueden disfrutar de sus propias actividades creativas y lúdicas en Vivanco Kids, dentro del Museo Vivanco, que tienen como base los materiales de la naturaleza que encontramos en la viña y mucha creatividad.

Una manera distinta de vivir la vendimia, que acaba con la conquista del paladar. Para experimentar la explosión de sabores que acompaña esta época tan especial, el Restaurante Vivanco ha diseñado un menú especial para esta temporada que consta de: Ensalada de Brotes Tiernos con Perdiz Escabechada; Crujiente de Langostinos y Bacalao sobre Carpaccio de Cebolleta; Rape Asado con Tagliatelle de Sepia y Mango o bien Láminas de Ternera con Salsa de Los Cameros; y, para terminar, un Dulce Capricho. Todo ello maridado con vinos de Bodegas Vivanco, mientras las vides transforman antes nuestros ojos, en la lejanía, sus colores. Sin duda, un plan muy apetecible para escapar a otro mundo.

Vivanco es su origen familiar. En 2004, la Familia Vivanco decidió hacer realidad en Briones, La Rioja, el sueño de toda una vida de entusiasmo y dedicación: compartir con el mundo su pasión por la Cultura del Vino. Con un origen humilde desde el viñedo, el vino ha sido el eje vital de la familia durante cuatro generaciones y 100 años de trabajo y compromiso. Con un espíritu pionero y una ilusión sin límites, era el momento de compartir esta vocación devolviéndole al vino todo lo que el vino les había dado.

Vivanco es mucho más que vino. Una Bodega donde se entiende el vino desde una visión exigente, dinámica y actual. Un proyecto enológico contemporáneo con unos vinos diferentes y singulares, procedentes de los viñedos de la familia. La expresión auténtica de una tierra repleta de curiosidades.

Vivanco es mucho más que Cultura. Una Fundación donde el pasado y el presente se hacen uno. Un apasionante viaje a través del conocimiento y la historia, con un Museo único donde se descubre la esencia del vino desde la experiencia, sensibilidad e innovación.

Vivanco es mucho más que Experiencias. Vivanco quiere transportar al amante del vino a un nuevo universo de sensaciones donde el mismo vino toma todo el protagonismo. Una nueva forma de Enoturismo con más de 9.000 m² de emociones y actividades alrededor de la cultura, el arte, la gastronomía, el sabor y la diversión. El punto de encuentro entre conocimiento y disfrute del vino.

Hoy Vivanco entiende el vino como una forma de vida desde una perspectiva innovadora y llena de energía ofreciendo una experiencia única y exclusiva en torno a la Cultura del Vino. Bodega, Fundación y Experiencias son el fiel reflejo del compromiso de la Familia Vivanco para “devolverle al vino lo que el vino les ha dado”.

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies