La Sanducherie: Sandwiches para recorrer el mundo sin salir de Madrid

La Sanducherie (calle Santa Teresa, 1) trae a Madrid sándwiches de autor e inspiración internacional, elaborados con materias primas frescas y naturales y con formatos aptos para compartir. Los artífices de la Sanducherie, tres amigos originarios de Caracas, ponen en práctica todo lo aprendido en sus viajes alrededor del mundo para poner en marcha este local en Salesas que tras las cenas se transforma en una animada coctelería.

Los sabores más característicos de los puestos de comida callejeros de los distintos países del mundo llegan a Madrid de la mano de La Sanducherie, un pequeño y acogedor local dedicado a los sándwiches de inspiración internacional. Sus bocatas creativos, llenos de atrevidos y singulares sabores, se presentan partidos en dos, ya que por su tamaño son ideales para compartir y degustar con las manos. Llegan a la mesa siempre acompañados de patatas fritas trufadas con una salsa especial de la casa.

La Sanducherie acaba de abrir sus puertas en el número 1 de Santa Teresa, una de las calles que
mayores sorpresas ha traído en los últimos tiempos a los ‘foodies’ madrileños con la apertura de locales con conceptos tan actuales como novedosos, convirtiéndose en un inmejorable destino gastronómico de la ciudad. Hasta allí llegan para quedarse los ‘sanduches’ (término con el que se denomina en Latinoamérica a los bocadillos): bocatas de gran tamaño que adaptan recetas populares de países de todo el mundo, como el ‘Cubano mi hermano’ que nos trae la tradicional receta de carne de cerdo mechada de la Habana, cocinada como es tradición allí a fuego lento durante 6 horas, acompañada de lonchas de pavo natural, mostaza Dijon, pepinillos y queso Havarti. Un bocata de dos palmos de tamaño con pan crujiente estilo ciabatta, perfecto para quienes gustan de bocados informarles y sorprendentes.

Los artífices de La Sanducherie buscan posicionarse en el mapa ‘gastro’ de la pujante zona de Salesas con un concepto novedoso, fresco y asequible a todo tipo de público. Ellos son Luis Criscuolo, Alfredo Romero y Pablo Azpurua, tres amigos originarios de Venezuela que han unido su experiencia en el sector comercial y de la hostelería para poner en marcha este proyecto. En sus múltiples viajes por el mundo percibieron la creciente demanda de los sándwiches de autor y gourmet, pero no fue hasta que conocieron Madrid cuando decidieron instalarse en una misma ciudad y poner en marcha el negocio que tantas veces habían soñado. “Nuestros abuelos emigraron de Europa a Venezuela y ahora nosotros hacemos el camino inverso buscando un mercado más sólido y con más futuro, puesto que la situación política y económica en Venezuela no es estable”, explica Luis Criscuolo, venezolano nieto de italianos.
Así, a finales de noviembre abrió sus puertas La Sanducherie, una sandwicheria ‘de autor’ o internacional que se convierte en coctelería cuando llega la noche, momento en el que las luces se atenúan y sube el volumen de la música para disfrutar de veladas de charla entre amigos más allá de la medianoche.

Los ‘sanduches’

La carta de La Sanducherie se centra en los sándwiches, algunos de ellos vegetarianos, elaborados
fundamentalmente con ingredientes locales. El toque internacional de cada bocata se consigue con las salsas, como la casera de pesto de ‘Adoro el Pomodoro’; las carnes, que dan un sabor muy distinto al relleno según sea de cerdo, ternera o pollo, como el de ‘Pollo Thai’ y los panes: ciabatta, brioche o focaccia. Todos los sándwiches vienen acompañados de patatas artesanales trufadas que vienen acompañadas de una salsa especial de la casa. El combo de bebida con patatas fritas y una bebida a elegir difícilmente supera los 12 euros.
El entrante estrella de la casa son los Tequeños. Estos dedos de masa crujiente rellenos de mozzarella son una receta típica venezolana que suele repartirse en todas las celebraciones familiares, como las bodas, cumpleaños o fiestas de mayoría de edad. De ahí que los impulsores de este espacio hayan querido incorporarlo también a su oferta.
La carta la completan las ensaladas como ‘Burrata no, lo siguiente’; ‘Mixta de la Sanducherie’ y ‘César de Berros’ y postres con los que cerrar su particular menú, como la Tarta de Nueces o la ‘Marquesa de chocolate’, otra receta de Venezuela que también resulta familiar en España, elaborada con galletas ‘María’ y chocolate. En breve, el local también ofrecerá un menú de brunch para los fines de semana.

Una sala, dos ambientes
La Sanducherie es un local pequeño y acogedor. Diseñado por el estudio de interiorismo La Casita de Margaux, quiere recordar a las hamburgueserías americanas de los años 60, con cierto toque ‘vintage’ aunque actualizado gracias a sus lámparas de estilo industrial y el papel multicolor de sus paredes.
La única sala de La Sanducherie se divide en dos ambientes: uno de mesas bajas para sentarse a comer tranquilamente en sofás mullidos y otro de mesas altas con taburetes que invita a una comida más informal que se puede prolongar con unas copas o uno de los cócteles que también se preparan en su barra. En este apartado, apuestan por las fórmulas más clásicas, con combinados de sobra conocidos por los aficionados a la mixología como el Aperol Spritz o el Cosmopolitan.
Para quienes no toman alcohol, La Sanducherie también ofrece tés naturales helados, de sabor afrutado y refrescante y zumos naturales. Una apuesta por lo saludable y ecológico que se traslada también a la forma en que se sirve el agua a sus clientes, con bricks de cartón de la marca Agua Encaja Mejor, reciclables en un 75%, lo que se corresponde con la responsabilidad medioambiental del local.
La Sanducherie tiene también servicio a domicilio a través de Deliveroo.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies