Balfegó: La obsesión por la trazabilidad del atún rojo

En el marco de las jornadas “Mercamadrid por la Innovación”, Grup Balfegó presentó, en colaboración con el mayorista de pescado y productos del mar Pesca XXI, un innovador sistema de trazabilidad para el atún rojo basado en el uso de códigos QR. Una muestra más de la obsesión de la empresa catalana por cuidar de forma extrema todo el entramado del proceso de producción del atún rojo en el Mediterráneo.

Texto: Armando Desantes. Fotos: Grup BalfegóIMG_20161010_171109 (FILEminimizer)

Este novedoso sistema ofrece a mayoristas, minoristas y consumidor final toda la información necesaria para vender y comprar atún rojo de manera legal, con la garantía de la máxima calidad y de la manera más transparente posible.  Así se podrá luchar contra el fraude y el comercio ilegal de esta especie en la cadena comercial.

Comprobación con el propio teléfono

Los asistentes a las jornadas celebradas en Mercamadrid pudieron comprobar con su propio teléfono la información que incluía el código QR, que acompañaba el atún del que se hizo un ronqueo y que incluye, entre otros datos, fecha y hora de captura, jaulas donde ha estado, documentación ICCAT (la comisión internacional para la conservación del atún del Atlántico), fecha de sacrificio, alimentación, puerto de descarga, peso y medida, porcentScreenshot_2016-10-10-17-14-13 (FILEminimizer)aje de grasa, analíticas microbiológicas y certificado de calidad del producto.

Es muy importante que el código incluya toda la documentación requerida por ICCAT en el marco del plan de recuperación de la especie. Sin ella, es imposible poder vender atún rojo en cualquier parte del mundo y tiene como objetivo evitar y perseguir el comercio ilegal de esta especie, sometida al sistema de control de pesca más exigente existente en todo el planeta en la hora actual.

Grup Balfegó considera que este nivel de transparencia de cara a clientes y consumidores debe ser un objetivo fundamental de la actividad, inversiones y estrategia comercial de empresas de distribución y otras pesquerías. Este tipo de sistemas, gracias a una tecnología que funciona y está disponible, permiten evitar el fraude en la venta de productos del mar y ayudan a reducir la pesca y comercio ilegal de especies marinas y su impacto en la sostenibilidad.

Concienciar al consumidor

La empresa radicada en l´Ametlla de Mar (Tarragona) también considera que estas tecnologías aplicadas a la distribución alimentaria, servirán para elevar la concienciación del consumidor y producir cambios en sus modelos de acercamiento al pescado, introduciendo en ellos principios de responsabilidad y solidaridad medioambiental, social y económica.

El acto estuvo presidido por David Chica Marcos, director general de Mercamadrid; Manel Balfegó y Pere Vicent Balfegó, presidentes de Grup Balfegó; Juan Serrano, director general de BaRONQUEO MERCAMADRID PIEZAS - 1 (FILEminimizer)lfegó; y José Antonio Cobo, gerente de Pesca XXI.

Juan Serrano explicó que los datos que proporciona este sistema QR “superan ampliamente las exigencias” de todas las normativas mundiales en el ámbito de la distribución alimentaria, incluso los requisitos legales de etiquetado que se requieren a productos envasados y no perecederos.

Serrano aseguró asimismo que su empresa es “la única en todo el mundo” capaz de ofrecer toda la información que se va generando desde el mar hasta la mesa del consumidor y hacerlo de manera tan sencilla, únicamente escaneando un código QR. “Transparencia, responsabilidad, sostenibilidad, calidad y conocimiento científico son los valores que identifican a Balfegó y, por extensión, a nuestros socios, entre ellos Pesca XXI, que siempre ha mostrado especial interés y total compromiso con proyectos como éste”, indicó.

Por su parte, el gerente de Pesca XXI, José Antonio Cobo, destacó que, en su compañía, la trazabilidad es el “buque-insignia” y añadió que “Trabajar con Grup Balfegó nos da la garantía de tener un producto con información verídica, lo más completa posible. En 34 años es la primera jornada en Mercamadrid que se hace referente al atún rojo, y la innovación en trazabilidad y sostenibilidad, y es para nosotros un placer ser partícipes”. Resaltó asimismo la importancia de “poder transmitir en esta época la información completa a los consumidores, porque que se sientan seguros se ha convertido en lo más importante”.

“Mar de Sueños”

Al finalizar el acto de presentación, se emitió el cortometraje “Mar de Sueños, una vida entre atunes rojos”, donde el chef Martín Berasategui es el protagonista, junto a la quinta generación Balfegó. Y todo acabó con  el ronqueo de un atún rojo de 200 kilos, que dio paso a un cóctel donde el producto estrella de Balfegó fue el absoluto protagonista en diferentes preparaciones.

El fraude en la cadena comercial

Según un estudio realizado el pasado año por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en el 40 por 100 de las ventas de atún realizadas durante los doce meses de 2015 en pescaderías, grandes superficies comerciales y restaurantes, la especie etiquetada no se correspondía con lo que realmente era.

Además, en el 78 por 100 de los casos analizados, el etiquetado presentaba deficiencias en la información facilitada a los clientes por los operadores comerciales o, directamente, un etiquetado incorrecto. En el 90 por 100 de estos fraudes, se vendían como atún rojo otras especies de túnidos, principalmente patudo y rabil o atún de aleta amarilla.

Frente a esta situación, Balfegó y Pesca XXI mejoran la calidad, detalle y forma de traspasar la información sobre el producto entre el pescador, los mayoristas, los minoristas, las empresas de restauración y el consumidor final. Los datos e información que este sistema facilita superan ampliamente las exigencias de todas las normativas mundiales en el ámbito de la distribución alimentaria e incluso los requisitos legales de etiquetado de productos envasados y no perecederos.


Unos orígenes ligados a L´Ametlla de Mar

La localidad tarraconense de L´Ametlla de Mar está ligada al sector pesquero desde su origen. Cuenta, además con una larga tradición en la pesca del atún rojo, actividad a la que la familia Balfegó ha estado vinculada desde los inicios de la pesca llamada de “tonnaire” (red de enmalle a la deriva), ya en tiempos de la navegación a vela. Fueron los primeros en comercializar su pesca desde el origen hasta el final.

A partir de los años setenta inician la pesca con artes de cerco con Jareta, compagRONQUEO MERCAMADRID RONQUEO - 1 (FILEminimizer)inándola con otras modalidades y que, en los años ochenta, se acabó convirtiendo en la única actividad de pesca para Balfegó. En la actualidad, l´Ametlla de Mar es el puerto base de los seis únicos cerqueros de atún rojo con bandera española.

El Grup Balfegó (que da empleo directo a más de 200 trabajadores e indirecto a otros tantos) se ha ido adaptando con el tiempo tanto a las reformas legales como a las innovaciones tecnológicas y preferencias del mercado. Por eso, a día de hoy, la quinta generación de la familia continúa dedicada al negocio de la pesca y comercialización de atún rojo.

Un comentario en “Balfegó: La obsesión por la trazabilidad del atún rojo

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies