Planeta Gastro publica «Los nuevos viñadores», de Luis Gutiérrez

Con prólogo de Robert Parker (Wine Advocate) y fotografías de Estanis Núñez, «Los nuevos viñadores. Una nueva generación de viticultores españoles» (Planeta Gastro) es un relato sobre la nueva generación de viticultores, su historia personal y su esfuerzo por recuperar las mejores vides y variedades autóctonas de cada región. Un viaje por España narrado con estilo periodístico, que nos habla de vinos y sobre todo de personas unidas por su pasión por los vinos.

Catorce retratos de las nuevas superestrellas y sus vinos: Envínate, Comando G, Eduardo Ojeda, Iñaki Otegi, Jorge Monzón, José María Vicente, Pablo Calatayud, Pedro Rodríguez, Pepe Raventós, Rafa Bernabé, René Barbier y Sara Pérez, Ricardo Pérez Palacios, Rodrigo Méndez y Telmo Rodríguez.
El autor, Luis Gutiérrez, es el especialista en vinos españoles más influyente de la actualidad y representante en España de la publicación líder mundial del sector: Robert Parker’s Wine Advocate. El prólogo corre a cargo del mítico Robert Parker, la máxima autoridad mundial en la crítica de vinos desde hace más de 30 años. Todo ello ilustrado con fotografías de Estanis Núñez.
«Una obra extraordinaria que es diferente, original y será una fabulosa contribución a la literatura de los grandes vinos», como señala Robert Parker.
Durante dos años, el experto en vinos Luis Gutiérrez y el fotógrafo Estanis Núñez, han viajado por todo el país hablando, fotografiando, bebiendo y comiendo juntos y en compañía de algunas personas que tienen algo en común: su pasión por el vino y por el viñedo, por la gastronomía y por la vida. Son los nuevos viñadores, que están haciendo algunos de los mejores vinos de España.
Este libro es el resultado de ese viaje, una selección personal de 14 perfiles, todos diferentes, que cubre la mayoría de la geografía vitícola española. Sus perfiles hablan de historias, de paisaje, de viñedo y de gastronomía, de pasión y de tradición. En este libro apenas se habla de vino pero se recoge el lado humano muchas veces olvidado y todo lo que recoge una botella, con un papel muy prioritario de la gastronomía local que cada uno de estos nuevos viñadores vive a su manera, integrando el vino como parte de la experiencia gastronómica. Son una nueva generación de viticultores españoles que está llamada a hacer vinos cada vez mejores y más apreciados tanto dentro como fuera de nuestro país.
Así cuenta Luis Gutiérrez su descubrimiento tras el viaje, tras sus largas conversaciones: “De repente, todo de lo que hemos estado hablando con los viñadores cobra sentido. Tiene sentido con lo que Telmo y Pablo ya empezaron hace tiempo, rescatar y restaurar. De repente nos damos cuenta de que lo que están haciendo todos estos viñadores es lo mismo.
Los Envínate descubren unos viñedos que quitan el hipo en Tenerife en un libro de historia. Dani y Fer encumbran la Garnacha a 1.200 metros con su Rumbo al Norte. Eduardo embotella historia líquida de algunas botas NO. Iñaki descubre que Mama quiere decir ‘sidra de altísima calidad’ en euskera antiguo y la reinterpreta con las variedades ancestrales. Jorge salva un patrimonio de Tinto Fino y Albillo de su pueblo y recupera el clarete. José María mima las cepas de Monastrell de pie franco plantadas por su abuelo. Pablo desempolva aquellas tinajas enterradas y el lagar del siglo XVII para que vuelvan a empaparse de Mandó. Pedro hace que esos paisajes de la Ribeira Sacra lleguen a la botella a través de viñas como Capeliños. Pepe ara a caballo aquellos xarellos de El Serral, desbanaliza el vino espumoso. Rafa Bernabé se mete en la arena del Parque Natural de La Mata para que aquellos moscateles y mersegueras no desaparezcan. René y Sara, entre llicorella y viejas Garnachas y Cariñenas en el Priorat, vuelven a los rancios de siempre. Ricardo poda y mima personalmente la Mencía de su Faraona. Rodri exprime aquellos parrales de 180 años de la finca Genoveva para que nos podamos beber un Caíño como el de hace cuarenta años. Todo es lo mismo. Todos hacen lo mismo. Todos caminan en la misma dirección. No son los únicos, por suerte hay más, pero no cabían todos. El futuro es el pasado.

Deja una respuesta