Lleida: Finca Comabarra 2012, un emblema de la viticultura de montaña

Este vino de finca nace de una selección de las mejores uvas cultivadas en la zona de mayor altitud de la bodega y de más altitud de la mitad sur de Catalunya. Tomàs Cusiné, considerado uno de los mejores ensambladores de España y pionero en la recuperación de la práctica de la viticultura de montaña, inició este proyecto hace casi 15 años.

Nace la añada 2012 de Finca Comabarra, de la bodega Tomàs Cusiné, un emblema de la viticultura de montaña. Este vino se elabora a partir de una selección de la mejor uva procedente de la finca de mayor altitud de la bodega, que le da el nombre, ubicada en el pueblo de El Vilosell. Esta zona, en el extremo sur de la Denominación de Origen Costers del Segre, dentro de la subzona de Les Garrigues, en la provincia de Lleida, es la de más altitud de la mitad sur de Cataluña.
Finca Comabarra 2012 nace de la experiencia y carácter emprendedor de Tomàs Cusiné, propietario de la bodega, considerado uno de los enólogos y empresarios viticultores con más proyección y prestigio de Cataluña, y uno de los mejores ensambladores de España. Año tras año, las 30 hectáreas de viñedo plantadas por encima de los 700 metros de altitud han ido profundizando sus raíces en la tierra, equilibrándose y mejorando las uvas y su calidad, facilitando la mejora constante en los vinos y garantizando el futuro de la bodega. Finca Comabarra 2012 es un elegante vino tinto de finca elaborado a partir de las variedades Garnacha, Syrah y Cabernet Sauvignon. De color rojo cereza con ribete granate, su carácter distintivo se expresa en un amplio abanico de matices aromáticos, con recuerdos a frutos rojos maduros, tabaco, especias (clavo) y acentos balsámicos, minerales (pizarra) y de pastelería. El paso por boca es seductor y envolvente, con textura glicérica y taninos dulces bien armonizados con acidez generosa y cuerpo voluminoso. Al final, largo, resurgen ecos de chocolate, té verde, café y frutos secos. PVP. 24 €
La bodega Tomàs Cusiné, el proyecto más personal de Tomàs Cusiné
La experiencia recogida en las bodegas familiares Castell del Remei y Cérvoles Celler impulsó a Tomàs Cusiné a iniciar la que sería su primera aventura como bodeguero independiente, estableciéndose en la comarca de Les Garrigues, la zona vinícola con mayor altitud de la mitad sur de Cataluña. Su objetivo no era otro que elaborar vinos con carácter que reflejasen la expresión del territorio, implementando su propia filosofía vinícola y aprovechando su conocimiento de la DO Costers del Segre.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies