Señorío de Montanera recupera el lomo doblado ibérico de bellota

Señorío de Montanera rescata el lomo doblado ibérico de bellota, un producto 100% artesano basado en una receta del sur de Extremadura propia de las matanzas tradicionales de la tierra. Una jugosidad especial debido al doble grueso del lomo, una maduración lenta, un intenso sabor a bellota y un alto contenido en grasas monoinsaturadas, que aportan ácidos grasos básicos para nuestro organismo, son algunas de las características de este producto único.

Señorío de Montanera, empresa dedicada desde 1992 a la elaboración de productos ibéricos de primera calidad, recupera el lomo doblado ibérico de bellota, un embutido basado en una receta del sur de Extremadura propia de las matanzas tradicionales de la tierra. La fórmula de preparación de este producto había desaparecido por la falta de continuidad entre padres e hijos en la práctica de cómo hacerlo. La empresa fue pionera en rescatar del olvido ésta y otras tradiciones gastronómicas de Extremadura, gracias a un Proyecto CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) en 2006, destinado a la recuperación de embutidos tradicionales y su traslado a escala industrial.

En concreto, este producto único y excepcional se elabora con lomo de cerdos 100% ibéricos de bellota, limpios de grasa externa, que se adoba empleando para ello sal y ligeros toques de ajo. Tras un día en adobo, antes de embucharlo se le unta una fina capa de manteca blanca de cerdo ibérico de bellota. Se trata de una receta que no utiliza pimentón; de ahí el apelativo de ‘blanco’ con el que se conocía tradicionalmente. Aunque hoy es más conocido con su denominación de ‘doblado’ ya que la pieza se dobla por la mitad antes de embucharla y tiene una forma única muy diferente al resto de lomos. Una vez embuchada, se rodea su contorno con cuerdas atadas individualmente de forma totalmente artesanal, que realizan una función esencial en la maduración y consiguen que la pieza permanezca unida.

El doble grueso da una jugosidad especial al lomo, pero le obliga a pasar un largo periodo de maduración que suele durar más de seis meses. El ligero condimento hace que tenga un acusado sabor ‘a bellota’ como el jamón, al no ser enmascarado por el aliño. Y además de un sabor excepcional, el lomo doblado supone una importante fuente de grasas monoinsaturadas que aportan ácidos grasos básicos para nuestro organismo; principalmente ácido oleico, así como vitamina B1, fósforo, hierro, entre otros nutrientes, propios de las carnes de cerdo ibérico y característico de la dieta mediterránea.

El producto se puede encontrar en puntos de venta de productos gourmet o en la tienda online de Señoría de Montanera www.tienda.senorio.es, y tiene un precio aproximado de 84 euros la pieza.

UNA APUESTA POR EL IBÉRICO EN PUREZA DE MAXIMA CALIDAD

Señorío de Montanera nació en 1992 y, desde ese año, su esfuerzo se ha traducido en productos ibéricos de primera calidad. Prueba de ello es que sus cerdos ibéricos puros son alimentados con bellota, seleccionados y controlados minuciosamente por la garantía más prestigiosa y exigente que certifica su origen: la D.O.P. Dehesa de Extremadura. En esta zona, con pastos arbolados de encinas y alcornoques, es donde Señorío de Montanera nació con el fin de mantener la calidad de su tierra en todas las fases del proceso productivo.

Esta apuesta por la calidad les ha llevado desde 2001 a ser líderes en esta región y uno de los mayores productores de cerdos ibéricos puros de bellota en Extremadura, con una presencia relevante en España. Pero este afianzamiento no se quedó sólo en territorio nacional, ya que pronto comenzarían con la expansión internacional. A día de hoy la exportación de sus productos está presente de forma significativa en los continentes de Europa, Asia y América, destacando su última incorporación en el mercado de Australia.

Deja un comentario