El Patrimonio Cultural de la Trashumancia, en los Ganadores del 9º Concurso Fotográfico

La imagen ganadora ha sido La última etapa-3, de Oscar Martín Díaz (en la imagen). El segundo premio se ha otorgado a Enrique Jiménez Lastras por su fotografía 152R (más abajo, en el texto). Las fotografías participantes formarán parte de la exposición itinerante “Trashumancia Viva”. Este año se celebra que la trashumancia ha sido reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial.
 En la novena edición del concurso fotográfico “Jornada de la Trashumancia”, organizado por la Plataforma Trashumancia Viva, la Asociación Española de Raza Avileña-Negra Ibérica y el Consejo Regulador IGP Carne de Ávila, los premiados han reflejado el sentido del reconocimiento del Patrimonio Cultural de la trashumancia con el paso del tiempo. La imagen ganadora ha sido “La ultima etapa-3 ” de Oscar Martin, en la que se ve “El portazgo”, lugar situado en el tránsito de la cañada para contar el número de animales que pasaban para cruzar el puerto. El segundo premio se ha otorgado a Enrique Jiménez Lastras por su fotografía “152R” donde se puede observar el último tramo de la calzada al completo. Un jurado compuesto por el presidente de la Asociación, el presidente de la IGP y por técnicos de la Asociación y de la IGP seleccionaron las fotografías ganadoras en función de criterios temáticos y de calidad del trabajo, que este año lo ha tenido enormemente  difícil porque las imágenes son de una muy buena calidad .

Los premios consisten en una colección de libros y/o material de fotografía y de trashumancia,. Se entregarán en el mes de septiembre, durante la celebración de la Feria de ganado de Ávila, este año celebrando que la trashumancia es Patrimonio Cultural Inmaterial.

Las imágenes participantes fueron tomadas durante la subida de las vacas por la Calzada Romana y en el descansadero del Puerto del Pico durante la Semana de la Trashumancia entre el pasado 17 y 24 de junio. Las fotografías participantes pasarán a formar parte de las imágenes que se proyectan en la exposición itinerante “Trashumancia Viva”, contando  con la autorización de los autores.

Trashumancia, Patrimonio Cultural Inmaterial.

La trashumancia es el movimiento de ganado marcado por la disponibilidad de los pastos en las distintas zonas de la orografía española.

Los ganaderos asociados de la raza Avileña-Negra Ibérica practican la trashumancia entre las dehesas de Extremadura y Castilla

La alta calidad de la carne de la Raza Avileña-Negra Ibérica permitió que en 1990 Carne de Ávila fuera la primera Denominación de carne fresca amparada en España y que, poco después, se incluyera en el primer grupo aprobado en la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida.

-La Mancha y la sierra del Sistema Central.

En la actualidad esta práctica ganadera se enfrenta a graves problemas de infraestructuras, legislativos, sociales, sanitarios y económicos, que ponen en riesgo su continuidad y con ello, la pérdida del valor ecológico y sociocultural de la misma.

La trashumancia, una tradición que sigue viva

Más de 35.000 animales de la raza Avileña-Negra Ibérica realizaron la trashumancia en 2010. El recorrido medio realizado por las reses que trashuman de Extremadura y Castilla La Mancha a Ávila oscila entre los 250 y los 300 kilómetros, que se realizan en una media de dos semanas. En las tierras altas o agostaderos los animales permanecen hasta noviembre o diciembre, cuando vuelven a tierras extremeñas.

En la actualidad hay más de 450 titulares de explotaciones que practican la trashumancia y viven de esta práctica, además de otros sectores como los transportistas, productores de piensos, veterinarios, arrendatarios de fincas, etc. Asimismo, esta actividad ayuda al mantenimiento de la población rural y favorece esta región desde el punto de vista económico, sociocultural y medioambiental. Durante la Jornada, también se resalta la importancia de esta práctica para el mantenimiento de las vías pecuarias y los graves problemas de movilidad del ganado, ocupación de las cañadas y penalización en el cobro de las ayudas de la PAC.

La Raza Avileña-Negra Ibérica

Es una raza autóctona originaria de las zonas de montaña del centro de la Península Ibérica, de color negro uniforme, con el morro negro y de tamaño medio a grande. La Avileña-Negra Ibérica sabe adaptarse muy bien a su entorno y destaca por su elevada fertilidad, sus cualidades maternas y su longevidad.

Durante la época de la trashumancia las reses suelen recorrer una media de 25 kilómetros al día y las vías más utilizadas son la Cañada Real Leonesa Occidental, la Ruta de la Plata y la Cañada Real Soriana Occidental.

Carne con sello de calidad

Desde 1998 el Consejo Regulador de la IGP Carne de Ávila es miembro de la Interprofesional de Carne de Vacuno Autóctono de Calidad (INVAC), integrada por asociaciones de productores y comercializadores de carne de vacuno procedentes de razas autóctonas reconocidas por el MAPAMA.

#100x100nuestro

Desde agosto de 2014, la Carne de Avila procedente de la raza Avileña-Negra ibérica, cuenta con el

logotipo 100% raza autóctona, concedido por el MAPAMA

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies