Madrid: Gamba blanca y piparras, estrellas del verano en Candeli

Producto, producto y producto es la senda marcada por Candeli (C/ Ponzano, 47, Madrid) un restaurante que apuesta por la estacionalidad y por las técnicas fundamentales de cocción como la parrilla de carbón. Si en mayo y junio le tocó el protagonismo al carabinero, ahora, más avanzado el verano, vienen la gamba blanca y la piparra, norte y sur unidos en la misma oferta gastronómica.

La gamba, que se puede disfrutar en tres presentaciones (cocida, plancha y ajillo) viene de Huelva y tiene todo el sabor del Atlántico. Se sirve en raciones de 250 gramos a un precio fijo de 21 euros, independientemente de cómo sea su preparación.

¿Y qué decir de la piparra? Traídas directamente de la huerta navarra, es una guindilla muy apreciada por su piel extremadamente fina, su tierna carne, su color verdoso y su sabor suave, fino y delicado. De modo habitual, las piparras no pican pero a veces puede resultar alguna un tanto picosa, en general, las más grandes. Las frescas se consumen fritas en aceite de oliva virgen extra y aderezadas con unos granos de sal. La ración de piparras se sirve a 12 euros.

Como platos de verano, y para abrir boca a estas delicias, se hace siempre recomendable un salmorejo o un gazpacho servidos al modo tradicional (9 euros) y elaborado con los mejores tomates de la temporada.

Añadir que Candeli continúa en agosto con su oferta habitual de cocina tradicional con el mejor producto. Pescados a la parrilla como el rape de tripa negra, el pulpo a la brasa, frituras variadas, crustáceos y mariscos de concha se dan cita en una carta variada y apta para la época de más calor.  En el apartado carnes destacan los chuletones o tres maneras diferentes de comer el solomillo, por poner algunos ejemplos. En definitiva, un restaurante donde cualquier comensal disfruta de lo lindo de los sabores auténticos del producto.

Para mayor comodidad del público, Candeli tiene tres espacios diferenciados: una entrada con mesas altas y con carta de tapeo, un comedor continuo con mesas bajas y ambiente distendido, y una sala ‘escondida’, elegante y confortable.

También el vino es un punto fuerte. Sin necesidad de tener una bodega infinita, Candeli tiene referencias de vino bien escogidas. No es de extrañar con dos sumilleres al frente como los dos hermanos propietarios, Alberto y Francisco Rivera. La bodega hace un recorrido por una importante variedad de las D.O. españolas y tiene un pequeño apartado dedicado al champagne. Además, todos los vinos de Candeli pueden comprarse para llevar a precio de tienda.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies