Madrid: «Martes improvisados» en Fismuler

Todos los primeros martes de mes Nino Redruello y Patxi Zumárraga diseñarán un menú sorpresa que sólo se servirá en la cena de esa noche y bajo reserva previa. El próximo 3 de octubre tendrá lugar la primera cena improvisada en Fismuler (Sagasta, 29. Madrid) y Francisco Milla, sumiller de la casa, será el encargado de seleccionar los vinos que armonizarán el menú. En la imagen, la famosa mesa rectangular de Fismuler, donde se ofrecerá el menú.

Desde que abriera sus puertas en junio de 2016, Fismuler se ha convertido en sinónimo de innovación, frescura y sencillez pero también de descaro y transgresión. Su estética nórdica y de derribo y su cocina natural y sin corsés han conectado perfectamente con el público madrileño que ha encontrado en este restaurante un lugar donde divertirse y a la vez comer sano y rico. Ahora, Nino Redruello y Patxi Zumárraga, también socios y cocineros de La Ancha, Las Tortillas de Gabino y La Gabinoteca, dan rienda suelta a la creatividad y a la espontaneidad con una cena irrepetible y totalmente improvisada que sólo servirán el primer martes de cada mes. Será  un menú sorpresa que estará disponible únicamente bajo reserva previa. Estará compuesto por tres aperitivos, un pescado, una carne y un postre y tendrá un precio cerrado de 70€ que incluirá también cinco vinos diferentes seleccionados por el sumiller de la casa, Francisco Milla.

Las cenas improvisadas, que comenzarán por celebrarse sólo una vez al mes pero cuya implantación más a menudo no se descarta, son la particular manera que Nino Redruello y Patxi Zumárraga tienen de plantear un menú degustación. Nino y Patxi junto con Francisco Milla saldrán el primer martes de cada mes a recorrer los mercados en busca de los mejores productos de temporada para diseñar y elaborar el menú que servirán por la noche y los vinos más adecuados para armonizar cada plato. La estructura siempre será la misma (tres snacks, un pescado, una carne y un postre) sin embargo, cada cena improvisada será diferente a la anterior y los asistentes irán descubriendo los platos a medida que los vayan probando. Todo será sorpresa y sólo unos pocos privilegiados, 18 por noche, podrán disfrutar de este menú único que se ofrecerá en la gran mesa rectangular compartida y que, como si de una cena familiar se tratara y con el objetivo de socializar, se empezará a servir a las 21.30h y a todos a la vez.

El diseño de este menú tan especial tendrá como premisas las mismas que Nino y Patxi han seguido para elaborar la carta de Fismuler, que cambia a diario según los caprichos del mercado. La base de su cocina es el empleo de productos naturales, ecológicos y de kilómetro cero, siempre con elaboraciones sencillas, que no enmascaren demasiado los sabores, pero con mucha técnica detrás. Aquí no hay freidoras, sólo esencia de sabor y respeto por el producto. La oferta gastronómica habitual de Fismuler se completa con una carta de vinos en la que todos se pueden tomar por copas, jarras de sangría o limonada caseras, café de puchero, una gran variedad de destilados macerados en casa a gusto del consumidor, y una programación de música en vivo para animar las cenas.

 

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies