Té para Dos: Javier de las Muelas

Es uno de los grandes referentes del mundo de la coctelería en España. Creador de tendencias y de experiencias únicas, desde que abrió su primer local (el bar Gimlet en Barcelona) en 1979, gestiona restaurantes y coctelerías no solo en España (Barcelona, Madrid, San Sebastián…) sino también en Río de Janeiro, Londres, Boston o Tailandia, algunas en alianza con prestigiosos grupos hoteleros. Adquirió Dry Martini en 1996, directamente de su maestro, Pedro Carbonell, y en las inmediaciones de este local inauguró en 2011 The Academy, su factoría de ideas.  Autor de varios libros (el más reciente, Cocktails & Food, acaso el más exitoso, Cocktails & Drink Book), también diseñó los Droplets, gotitas sin alcohol de ingredientes naturales. Javier de las Muelas, que colabora también con las grandes marcas, responde a nuestras preguntas de manera concienzuda porque “ me es difícil hablar de únicas opciones”.

Texto: Luis Ramírez. Fotos: Dry Martini

¿Su personaje histórico favorito? Podría hablar de Picasso, de Miguel Angel, de María Callas, del arquitecto Alvar Aalto, un sinfín de personas únicas.

Recomiéndeme un libro. Hay un gran número de libros que me interesan, desde novelas policíacas a obras, de entretenimiento. Podría hablar de “El último tango en Paris”, sobre el que se gestó la película de Bertolucci con música de Gato Barbieri, de Madame Bovary de Gustave Flaubert y una serie de obras de Kafka o de Allan Poe. Una diversidad.

¿Cuál es su viaje favorito? Mi viaje favorito en estos momentos es poder compartir con mi mujer una estancia corta en nuestra casa en Bolvir, un pueblo del Prepirineo catalán rodeado de verde, de la quietud y del aroma de la naturaleza. ¿Destinos? Muchos. Me empapo y agradezco conocer nuevas culturas: Japón, Tailandia, México, etc.

 ¿Su comida favorita? Me gustan los sabores fuertes, picantes, especiados, de esas culturas asiáticas o mexicanas. Y, sobre todo, un plato emblemático para mí, los huevos fritos con patatas fritas en sartén, no en freidora, y con dientes de ajo y romero.

 ¿Dónde le gustaría vivir? Me siento muy cómodo viviendo donde vivo, en Barcelona, y, sobre todo, también con la posibilidad de poder viajar a diferente localizaciones tanto en España como fuera.

 ¿Su ocupación favorita? Cuidar de los demás a través de mi trabajo. También me fascina leer.

¿Su posesión más preciada? Mi familia. Sentirme querido por mi mujer y mis hijos. También sentir el cariño de las personas que me rodean y que la gente valore el trabajo que aportamos como servicio. El cariño es lo que me motiva.

¿Cuál considera su mayor logro? Crecer como persona, como pareja y como padre y, profesionalmente, darle valor a la cultura del servicio dentro de la pasión por la hostelería. El objetivo, poder situar esa Cultura del Bar en lo alto y con mayúsculas.

 ¿Qué talento le hubiera gustado tener? Ser compositor de música y poder interpretar ese lenguaje musical a través del piano, del violín, de un sinfín de instrumentos. Pero, por encima de todo, componer música.

¿Cuál será la meta de su próxima carrera? Consolidar los diferentes puntos que tenemos abiertos y poder crear un muy buen proyecto audiovisual de formación y de entretenimiento

¿Qué rasgo de su carácter le define? Perseverancia y lealtad, pero, sobre todo, una marcada vehemencia en ser luchador e intentar que reine la bondad también en mis actos.

¿Cuál es la cualidad que más valora de las personas? Son varias: la humildad, la sencillez, no buscar excusas, encontrar soluciones y no plantear problemas.

 ¿Y su principal cualidad? Valorar, escuchar y dedicar tiempo a las personas que me solicitan. Tener esa apertura de sentimientos y de mente.

 ¿Qué es lo que más detesta? Las excusas, la mentira, la falta de sentimiento en las personas.

 ¿Y qué le inspira indulgencia? La búsqueda encaminada solamente a placeres, sin más inquietudes.

¿Qué le parte el corazón? La injusticia que reina en el mundo. Que haya gente que crea que todo responde a su buen hacer, a su sabiduría, cuando en realidad depende del lugar donde nacemos, en qué país, en qué familia, las oportunidades que se nos brindan y, sobre todo, el factor suerte.

 ¿Qué le alegra la vida? Ver sonreír a la gente y poder compartir. También poder ver y disfrutar con el sol, con todo lo que implica. Y me alegra la vida escuchar buenos chistes, reír y sentir cómo ríe la gente.

Si pudiera cambiar una sola cosa del mundo ¿qué elegiría? Café para todos!! O sea, que todo el mundo tenga las mismas oportunidades, que no haya que estar sufriendo en ese cuento que nos cuentan de la vida, donde hay un engaño general de que perseguimos una zanahoria que siempre es inalcanzable y donde se deberían eliminar el hambre física y el hambre intelectual.

 ¿Cuál es su lema? Disfrutar cada día, luchar y sentirme arropado por un equipo en el que todos buscamos la excelencia, un valor inalcanzable.

 

 

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies