El “cochinillo púrpura»

Escribió Saint-Exupery que la perfección se consigue, no cuando no hay más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar. El diseño de un iphone, unas gachas con tocino y pan tierno, tu cara ”lavá y recién peiná”, lo cotidiano en un lienzo de Antonio López, un par de vinos y esa sonrisa. Lo sencillo y lo simple como sinónimo de sofisticado.

Por Rubén Villanueva

Según la FAO, a lo largo de nuestra vida haremos unas 90.000 comidas. No hay ninguna actividad que vayamos a realizar más veces. Que alguien eleve el «pan nuestro de cada día» a «experiencia gastronómica» requiere como mínimo cuarto y mitad de talento y un pellizquito de creatividad. Mirar donde todos miran y ver algo diferente. Tras cuatro años de investigación, la empresa familiar segoviana Tabladillo lo ha conseguido con su pack “Al horno y punto”. Un cuarto de cochinillo fresco para ser horneado directamente en casa. Huyendo de otras soluciones procesadas, ofrece el cochinillo en toda su naturalidad, añadiendo únicamente una pizca de sal para potenciar su sabor. Para disfrutarlo, tan sólo hay que seguir tres sencillos pasos: precalentar el horno a 200ºC y dejar el producto a temperatura ambiente (sin sacarlo de la bolsa); después, colocar la bolsa sobre la rejilla del horno durante dos horas; y finalmente, retirar la pieza de la bolsa con precaución y colar el jugo.

Han dado con la «vaca púrpura» en palabras del referente mundial del marketing Seth Godín. Un producto único que responde a las principales demandas del consumidor del siglo XXI: conveniencia, salud, producto local diferenciado y experiencias memorables. Los compradores tendrán cada vez más en cuenta el valor sobre el precio. La realización de las compras ‘sin estrés’ es uno de los cuatro factores más importantes para 6 de cada 10 consumidores según el último informe de sobre los hábitos del comprador del alimentos en 2017 de Kantar Retail. Y este ‘sin estrés’ se traduce en una compra conveniente: ubicación cercana, compra rápida y one-stop-shopping (todo en un mismo lugar), junto a tres áreas básicas de crecimiento: productos delicatessen, comida lista para servir y kits de comida.

Además de ello, los consumidores buscarán cada vez más experiencias significativas y memorables. “Las secciones de frescos son las que van a diferenciar a los supermercados de otros canales como Amazon. Para satisfacer las expectativas de los compradores, estas secciones han de ser muy, muy buenas, con muchos productos locales y únicos”, según Diana Sheehan, directora de Retail insights de Kantar Retail, a lo que añade: » vender comida no va a ser suficiente. Además de excelentes productos, la gente busca experiencias, orientación para hacer la elección y apoyo para mejorar su vida».

Y quizá de eso se trata. Hay determinadas experiencias gastronómicas que ratifican que el 95% de la serotonina y el 50% de la dopamina  se producen en el intestino delgado. Desde luego que un bocado jugoso y crujiente de un cochinillo de Tabladillo ayuda a sentirte más feliz. El “sabor” de Segovia a dos horas desde cualquier hogar del mundo.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies