Rita La Cantaora Gastrobar & Lounge, local de moda en Leganés

En pleno centro de Leganés, y a tan solo 20 minutos de Madrid, disfruta de los “pecaditos” de Rita La Cantaora así como de sus platos de granja, lonja y huerta. Con una base de cocina mediterránea, su carta presenta platos de toda la vida con ciertos toques de fusión. El local ya es un referente en Leganés, famoso por sus croquetas, sus gyozas, sus baos, y sus cócteles. También ofrece desayunos y meriendas, y cuenta con una amplia carta de cervezas artesanales.

Rita La Cantaora está de moda en Leganés. Y es que este gastrobar & lounge, ubicado en el número 43 de la céntrica calle Juan Muñoz, se ha convertido, en poco tiempo, en una parada obligatoria en la ciudad tanto para leganenses como madrileños, ya que este restaurante mediterráneo tan solo se encuentra a 20 minutos de la capital.

Hacerte sentir como en casa es el objetivo de los creadores de Rita La Cantaora. Y es que desde que entras al gastrobar sabes que vas a vivir una verdadera experiencia gastronómica: desde su tinto de verano, que lo sirven con espuma de limón echada con sifón hasta sus postres, todos caseros y deliciosos.

Su carta, dividida en ‘Batiburrillo (Picoteo sabroso para calmar la gula)’, ‘Pecaditos (Pecar es de sabios, siempre y cuando el pecado merezca la pena)’, ‘La Huerta (Caprichos verdes para aligerar el cuerpo y el alma)’, La Lonja (La mar en tu plato)’, y ‘La Granja de Rita (Los guisos de Rita, del campo a tu plato)’ hace que apetezca volver para poder probar los 40 platos que tienen.

Y es que Rita La Cantaora ya es famosa por sus croquetas de jamón ibérico con mahonesa de curry; las de morcilla, manzana y almendra así como las de gambas al ajillo con alioli verde. Sus Gyozas de rabo de toro con soja y curry rojo; y las crujientes de oreja y salsa brava así como sus Guao-Bao de pato confitado, berros y chimichurri thai y también el de panceta, cebolla y rúcula destacan entre los preferidos por sus clientes porque el pan bao (pan estilo chino) se elabora en sus hornos, una auténtica delicia casera que hace del plato un auténtico manjar.

También destaca el Bacalao confitado con boletus y langostinos; y la Carrillera de ternera al vino tinto, patata cremosa y verduras soasadas. Dos platos con mucha tradición y sabor que dan la sensación de volver a casa de la abuela.

La calidad del producto se nota en cada elaboración, como en la del Ceviche de mero y langostinos; el Tartar de atún rojo con mahonesa de wasabi y pan de algas, o en el Tataki de buey, praliné de piñones y ensalada de brotes tiernos; entre otros.

Los postres caseros son otros de los grandes protagonistas de Rita La Cantaora. Nadie podrá resistirse al Cremoso de queso, galleta Oreo y frutas estofadas; a la Espuma de yogur, migas de chocolate y mango estofado; o a sus tartas elaboradas en el propio restaurante (de zanahoria, Red Velvet, Muerte por Chocolate…).

Una amplia selección de vinos que pasa por más de 10 Denominaciones de Origen hace que la visita sea completa. Sus cócteles, elaborados al momento, también son de parada obligatoria tanto después de cenar como una tarde del fin de semana.

Rita está abierta todo el día para ofrecer también una carta de desayunos y meriendas de la que disfrutarán también los más pequeños de la casa.

 

Deja un comentario