New York Burger: todo el sabor de la ciudad en un sándwich de pastrami

Con motivo de su noveno aniversario, New York Burger acaba de incorporar a su carta un sándwich de pastrami destinado a convertirse un clásico en la ciudad, preparado con carne ahumada durante 16 horas y servida entre pan de semillas, pepinillo encurtido y mostaza americana. El chef Pablo Colmenares ha querido ampliar la oferta ahumada del restaurante, donde ya pueden disfrutarse cortes como brisket, costilla de vaca o pulled pork, que surgen tras un profundo conocimiento del producto y múltiples viajes a través de los Estados Unidos.

Una visita al MoMA, un paseo por Central Park y una parada para probar el icónico sándwich de pastrami de Katz’s o el del ya desaparecido Carnegie Deli. Parece una lista de imprescindibles para todo el que visita la Gran Manzana por primera vez, y es que hace más de 150 años que esta receta importada por la comunidad judía de Europa del Este, causa sensación en la ciudad que nunca duerme.

Para celebrar que New York Burger lleva 9 años conquistando estómagos a este lado del Atlántico, el chef Pablo Colmenares ha querido incorporar a la carta su personal propuesta de sándwich de pastrami, preparado con brisket curado en salmuera con especias durante dos semanas, ahumado 16 horas y cortado muy fino para colocarse entre pan de masa madre de semillas tostado a la brasa junto con pepinillos encurtidos en la casa y mostaza americana.

Se trata de una incorporación absolutamente natural en New York Burger, donde persiguen la innovación en cada una de sus elaboraciones desde una base de herencia americana, añadiéndole el toque personal del chef Pablo Colmenares. Tras su formación en Le Cordon Bleu de Londres y tres años en la cocina de DiverXO, Pablo viajó durante meses a lo largo de los Estados Unidos y volvió de Texas con un horno del tamaño de una habitación, donde desde hace un año ahúma diferentes cortes de carne como costilla de vaca o pulled pork, que destacan por una jugosidad asombrosa, una textura suave y un sabor repleto de matices sorprendentes.

Ya se puede disfrutar en las cuatro sedes de New York Burger (Miguel Ángel, Recoletos, Castellana y General Yagüe) del sándwich de pastrami, que se sirve acompañado de una guarnición de la casa a elegir: patatas fritas, gajo o asadas; puré de patata con salsa de carne, ensalada de col o patatas baby a la brasa con romero. La excusa perfecta para volver a este restaurante familiar y sumarse a su aniversario disfrutando de esta nueva creación o deleitándose con alguna de sus hamburguesas.

Deja un comentario