Vitheras: El heroísmo de la viticultura cerca de Cangas del Narcea (Asturias)

Viticultores Heroicos Asturianos S.L. (Vitheras S.L.) es una bodega situada en el Occidente asturiano que comenzó su andadura hace cuatro años, en el verano de 2014, como la continuación de una tradición familiar centenaria.

La última generación de la casa de Don Juan (los nietos): Carlos Ron Martínez, Laura Ron Martínez, Miguel Lomba Martínez y Pablo Lomba Martínez, junto con sus abuelos (Fernando y Lucía), han tomado el testigo de generaciones anteriores, que desde muchos siglos atrás han cultivado los viñedos familiares en el pueblo de Carballo, situado en el valle del rio Cibea, a no más de 10km de la Villa de Cangas de Narcea. La viticultura en este tipo de orografías de cultivo difícil (fuerte pendiente y altitudes superiores a los 500-700 metros) es lo que se conoce a nivel mundial con el término de «Viticultura Heroica».
La tradición e historia de los viñedos y vinos de la actual bodega Vítheras, se encuentra ya documentada desde el S.XVI, en concreto desde el año 1556, del que se conservan documentos en la casa familiar. En ellos se habla de la comercialización de sus vinos y de la existencia de éstas mismas viñas, que actualmente se están recuperando con la replantación de hasta 7 hectáreas.
Aunque poco conocida, incluso dentro del Principado de Asturias, la viticultura asturiana gozó de cierto renombre a finales del siglo XIX. Tal y como relatan diversos expertos científicos en sus publicaciones. Personajes como Jovellanos, que hablaba con admiración en sus diarios de los viñedos de Cangas del Narcea, o el Conde de Toreno que poseía una extensión importante de viñas en la zona, o Suarez Cantón que elaboró vinos acreedores de diversos premios nacionales e internacionales (Burdeos, Angers, Ruan y Lugo), o el músico Anselmo González del Valle, que invirtió gran parte de su fortuna en comprar y cultivar viñedos en esta zona, con notable éxito.
Ellos precedieron a los que hoy intentamos recuperar este cultivo y volver a convertirlo en lo que un día fue. Aunque la llegada de las enfermedades del Oídio, la Filoxera, el Mildiu y el Black –rot a finales del siglo XIX, principios del XX, afectaron a estos viñedos, al igual que a los de toda Europa, no fue esto lo que colocó la viticultura asturiana al borde de la extinción, sino la llegada de la minería en los años 50 (siglo XX), la industrialización y la emigración del campo a las ciudades y zonas más industrializadas en los años 60.
El panorama a finales de los años 80, era una viticultura reducida a tan solo pequeñas parcelas cuidadas por los viejos viticultores de la zona, que se resistían a abandonarlas totalmente. En 1986, Mª del Carmen Martínez, Científica del CSIC, emprende la recuperación de ésta zona vitícola completamente caída en el olvido por aquel entonces, rescatando, describiendo, conservando y volviendo a reintroducir en el mercado. Tras muchos años de investigación, las variedades autóctonas de la zona como Albarín Blanco, Verdejo Negro, Albarín Negro o Carrasquín y otras foráneas, pero que llevaban siendo cultivadas en esta zona desde siglos anteriores y que mostraban, algunas de ellas, un alto nivel de adaptación, produciendo vinos de gran calidad. Es el caso del Moscatel de Grano Menudo Blanco, o el Moscatel de Grano Menudo Rojo. Esta última desaparecida prácticamente a nivel mundial, siendo Asturias de los pocos lugares en los que todavía se cultiva de forma minoritaria.
Bodegas Vitheras S.L. emprende en 2014 su andadura, aunando la tradición familiar y regional de más de 500 años y los nuevos conocimientos aportados y publicados por los científicos. Replanta en sus antiguos viñedos las mejores de esas variedades autóctonas recuperadas y
que producen los vinos de mayor calidad y originalidad, bajo las especiales condiciones de clima
y suelo de la zona vitícola asturiana, basándose en el concepto de “terroir” en su más amplia
acepción.
Un vino blanco, Vitheras blanco con un total de 6 reconocimientos (Medalla de oro en el
concurso Internacional de viticultura heroica del CERVIM 2016 en Italia, Medalla de oro CWSA
en Hong Kong 2016 y 2017, Medalla de plata Bacchus en España 2016, Mención en IWC 2017 y
medalla de plata IWSC en Reino Unido 2016)
Y también un rosado – Vitheras Lucia (el primer rosado asturiano), que resulta acreedor
igualmente de diversos reconocimientos (Medalla de bronce CWSA 2017 en Hong Kong y
Mención honorifica Decanter en 2017 en Reino Unido)
El objetivo de Vítheras es la elaboración de un producto de alta calidad y diferente. No se busca
producir grandes cantidades de vino, sino producir algo especial, selecto, y capaz de transmitir,
tanto en el mercado regional, como en los mercados nacionales e internacionales, la esencia, la
cultura y el buen hacer de las gentes asturianas y del territorio en el que se cultiva y elabora.
Se persigue además la recuperación del antiguo paisaje vitícola de la zona, en el maravilloso,
atractivo y único entorno natural que rodea a la zona vitícola. La creación de una empresa
agraria vitivinícola moderna, capaz de atraer e ilusionar a las generaciones más jóvenes, anclada
en la tradición, pero sin renunciar a los nuevos conocimientos científicos y a las más modernas
tecnologías, es otro de los sellos de identidad de Vítheras, que espera con ello contribuir a la
reactivación económica de la zona y a frenar su preocupante y creciente despoblamiento.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies