La repostería de El Horno de Babette: sabor de siempre con máxima calidad

Además de su prestigiosa y cuidada selección de panes hechos con harinas molidas a la piedra sin aditivos ni mejorantes químicos, El Horno de Babette (Joaquín Lorenzo, 4, y otras direcciones en Madrid) elabora una repostería exquisita a la vez que sencilla. Fruto de su afán por conseguir la perfección en todas sus creaciones, surge la colaboración con Toni Vera, chef pastelero de Pastisseria Canal (Barcelona) y autor de la receta ganadora del Mejor Croissant Artesano de Mantequilla de España 2016.

Siempre abierto a nuevas sinergias, El Horno de Babette acogió durante unas semanas en su obrador a Toni Vera, compartiendo su técnica para trabajar mano a mano con las recetas del equipo de Beatriz Echeverría en la elaboración de una selección de repostería. “Son nuestros productos de siempre, pero con métodos de pastelería avanzada introducidos por Toni durante su estancia”, explica Echeverría.

Como no podía ser de otra manera, el croissant de El Horno de Babette se ha convertido, gracias al toque especial de Vera, en el centro de todas las miradas. La clave: la calidad de la mantequilla y el laminado.  Y es que se trata de conseguir el máximo número de capas finas de masa y mantequilla intercaladas, sin que se rompan. Así es como se logran esas líneas exteriores finas de hojaldre, características de un buen croissant, y que hacen que sea un deleite en boca. Y así también es como se conquista el top ten del mejor croissant de Madrid.

Además, Echeverría y Vera han trabajado en otras propuestas como los carquinyolis -pasta seca con almendras tradicional y propia de Cataluña-, las palmeras y la tarta de manzana. Ambos profesionales coinciden en la filosofía de trabajo y estas especialidades reposteras ponen de relieve la identidad de El Horno de Babette: el sabor de siempre con la máxima calidad.

Al pan, pan

Esta línea de excelencia, tanto en la materia prima como en el proceso de elaboración, marca el espíritu de El Horno de Babette, donde se elabora pan de verdad. Es decir, como el de antes, con masa madre, harinas de calidad sin aditivos químicos ni conservantes y, en su mayor parte, molturadas en molino de piedra. Es clave el proceso de fermentación lenta, el formado a mano y, claro, el horneado en horno de piedra. Del primero al último son pasos imprescindibles cuando lo que se pretende es recuperar el sabor, el aroma y poder nutritivo del pan.

El resultado son hogazones de trigo, de centeno, de espelta, panes integrales, semi-integrales, blancos o de grano completo. Sin pasar por alto el mundo de las barras con las baguettes, las ‘epis’,  escaleras y parisinas. O elaboraciones paneras más dulces como el brioche o el pan de naranja. Todo ello horneado cada madrugada en su obrador para enviar, cuando ya asoma el sol, a las cuatro tiendas de El Horno de Babette.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies