La trufa negra, motor de empleo y fijadora de población en Teruel

Durante el verano muchos pueblos y zonas rurales de España aumentan su población por las vacaciones de quienes emigraron a la ciudad así como por los festejos populares. Sin embargo, al acabar el periodo estival estas localidades vuelven a la realidad de la despoblación. Pero en una comarca de Teruel, una de las provincias más afectadas por el éxodo rural, han conseguido revertir esta situación. Gracias a la industria de la trufa se ha logrado crear empleo en el entorno rural y aumentar la población en la localidad de Sarrión (ubicado en la comarca de Gúdar- Javalambre).
Todo ello ha sido gracias a varias empresas dedicadas al sector de la trufa como Manjares de la Tierra, empresa de elaboración artesanal de productos con trufa, que nació en Sarrión (Teruel) hace 15 años. En 2003 sus tres fundadoras volvieron al pueblo para poner en marcha la empresa, se instalaron con su familia y 2 hijos cada una y fue algo muy valioso teniendo en cuenta la importante despoblación que sufre la provincia. De eso han pasado unos años pero es algo que repiten cada vez más jóvenes originarios de la comarca.

Y es que el sector de la trufa es tan importante en la región de Gúdar-Javalambre que anima a volver a muchos jóvenes de Sarrión. Es el caso de Estefanía Doñate, responsable de Ventas de Manjares de la Tierra, que afirma «tuve la oportunidad de estudiar fuera, vivir en el extranjero y trabajar en otros lugares, pero vi el potencial de la trufa así como las grandes ventajas de vivir en mi pueblo y decidí volver para hacer de la trufa mi modo de vida. Además aquí se puede disfrutar de calidad de vida, hay oportunidades laborales y me encanta poner mi granito de arena para generar crecimiento en un entorno rural tan valioso como Sarrión».

Gran impacto del sector de la trufa en el entorno rural

El sector de la trufa genera riqueza y favorece que crezca la economía local lo que ayuda a fijar población. Según datos del padrón la población de Sarrión aumenta cada año desde 2012. Por tanto, también aumenta el número de alumnos en las escuelas. Todo esto supone un motor económico y social muy importante para una comarca castigada por la grave despoblación. De hecho, el 80% de los 500 cultivadores de trufa de la provincia de Teruel viven en Sarrión y junto al resto de empresas dedicadas a este hongo han sido decisivos para asentar población.

Y es que el sector de la trufa genera empleos variados que van desde el cultivo, la producción de Tuber Melanosporum (en invierno) y Tuber Aestivum (en verano), la elaboración de productos con trufa, logística, comercio de la trufa, viveros, empresas de riego, etc. Según explica la Responsable de Ventas de Manjares de la Tierra, Estefanía Doñate «trabajamos con proveedores locales que, como nosotros, se han establecido en el entorno rural. Contamos con ellos para la elaboración artesanal de nuestros productos con trufa como aceite, vinagre, bálsamo, crema, foie, queso con trufa, etc. También distribuimos trufa fresca de temporada, trufa en conserva e incluso vendemos con nuestra tienda online por todo el mundo por lo que fomentamos la economía local y generamos empleo en la zona».

Pero la trufa también genera empleos indirectos en otros servicios locales como el turismo rural. Por eso desde Manjares de la Tierra opinan que «además del sector culinario y comercial es importante fomentar la trufa como reclamo turístico y aprovechar que somos la comarca de mayor producción de España. Esto también es positivo para el sector de la restauración y para seguir dinamizando nuestra tierra gracias a nuestro diamante negro».

Así pues, la comarca de Gúdar-Javalambre (Teruel) ha frenado la despoblación, y «la trufa ha tenido mucho que ver» explican desde Manjares de la Tierra.

Las exportaciones del sector de la trufa al alza

España tiene una superficie de 10.000 hectáreas dedicadas a la trufa negra, Tuber Melanosporum -una de las especies culinarias más apreciadas- de las que Teruel, con un total de 6.000 hectáreas, es el mayor productor a nivel mundial. Su cultivo se localiza principalmente en la comarca de Gúdar-Javalambre siendo Sarrión el punto central de esta actividad, hecho por el que se conoce como la capital mundial de la trufa.

Según datos de la Cámara de Comercio de la provincia de Teruel el sector de la trufa en España está en auge y Teruel es el principal exportador nacional.

Y es que durante 2017 (datos hasta septiembre de 2017) España aumentó la exportación de trufa fresca nacional y el sector generó un impacto económico superior a los 11 millones de euros (29% del total en Teruel). El principal país receptor fue Francia con el 50% de las exportaciones de trufa fresca, seguido de Italia con el 18% y Estados  Unidos  con el 17%. Además las exportaciones a estos 3 mercados principales aumentaron un 37%, 28% y 90% respectivamente en relación al mismo periodo del año anterior.

También cabe destacar las exportaciones de productos elaborados con trufa cuya valoración económica superó los 53 millones de euros. Portugal (31%), Francia (17%), Estados Unidos (11%) e Italia (11%) son los principales mercados receptores. Pese a que descendieron las exportaciones nacionales de productos elaborados con trufa comparado con el ejercicio anterior, las exportaciones de productos con trufa de Teruel a su principal país receptor Estados Unidos aumentaron considerablemente más de un 1.400% y supone el 61% del total seguido de Suiza con un 26%.

Por lo tanto, el sector de la trufa se ha convertido en el motor económico de Sarrión, y de la comarca de Gúdar-Javalambre, para combatir la despoblación y atraer capital humano a los pueblos.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies