Embutidos: El packaging más antiguo de la historia

Que España es el país de las chacinas y los embutidos nadie lo pone en duda, y menos aún los propios españoles. Si, además, perteneces a una familia de origen leonés, como es mi caso, entonces les aseguro que las conservas y ahumados a base de carne son parte de tu cultura.  En la imagen, packaging de Sánchez Romero Carvajal.

Texto: Roberto Quiñones

El origen de los embutidos se remonta a miles de siglos AC. Está íntimamente ligado a la aparición y dominio del fuego por parte del hombre y con ello la utilización de los procesos de cocción. Mezclando la carne magra y las grasas se conseguía la conservación de la misma para dosificar su consumo. Y, todo esto, se mejoró notablemente con el paso de los siglos, cuando el ser humano empezó a añadir especias que alargaban su caducidad aún más. De todo esto me he enterado  –lo confieso- porque mi lectura estival ha sido “Sapiens (De animales a dioses)” de Yuval Noah Harari, lectura que aprovecho para recomendarles.

 

Pero a estas alturas se estará usted preguntando ¿Qué tiene que ver todo esto de los primeros sapiens con el asunto del packaging? Pues, en realidad, mucho. En el proceso de utilizar las tripas de los propios animales para conservar la carne en raciones, se estaba produciendo la magia de la invención del packaging, o lo que es lo mismo los primeros envases (naturales) cuyo objeto era proteger, conservar y dosificar el producto para su posterior consumo.

 

Pero no me voy a alargar más… El diseño para embutidos ha evolucionado mucho desde los primeros sapiens hasta llegar a nuestros días –sobre todo estéticamente- y como prueba les traigo algunos ejemplos que lo evidencian.

 

  1. El estudio riojano Calcco (calcco.com) es el responsable de la sugerente imagen de Embutidos Domingo Ortiz. La imagen pivota sobre una divertida ilustración que hace protagonista al actor principal: el cerdo. Esto, combinado con un acertado set tipográfico, dan como resultado esta divertida y elegante imagen.

 

  1. Sánchez Romero Carvajal es un buen ejemplo de cómo una marca legendaria, bien posicionada y con mucha cuota de mercado, puede hacer un giro 360º con su packaging y con su marca y reposicionarse ganando más personalidad, más mercado y convertirse en un icono de lo vintage postmoderno. Me encanta.

 

  1. De María. Aprovechando –ya es un clásico- el oportuno momento que se genera de regalar jamón a las mamás recién estrenadas después de su largo periodo de abstinencia, De María creó con acierto “la sombrerera” combinando con abundancia el preciado embutido con un osito para el recién nacido.

 

  1. Extrem es la solución que creó el estudio valenciano Lavernia & Cienfuegos (lavernia-cienfuegos.com) a petición de la empresa Agriculturas Diversas para su jamón de lujo. Para resolver este packaging premium, el estudio recurre al uso de la pulpa de celulosa (profusamente utilizado por la industria avícola), consiguiendo un resultado de gran altura a partir de este rústico material.

 

  1. Por último les hablo de Porcs i Senyors. Este es un proyecto de estudiante de Maggy Villaroel (maggyvillarroel.com) con el que me he topado en mi búsqueda de información y que me ha encantado por lo fresco de su gráfica.

 

 

 

Deja un comentario