La Guía Repsol viste a los cocineros castellano-manchegos con su nueva chaquetilla

Toledo ha sido otra de las paradas en la entrega de esta prenda icónica, que se está entregando a más de 500 restaurantes de toda España calificados por la Guía Repsol. La Guía Repsol se ha modernizado y ha apostado por la nueva vanguardia gastronómica. De los 528 restaurantes clasificados en la Guía, 13 están en Castilla-La Mancha y dos de ellos recibieron este año su primer Sol: Mesón Octavio” (Ciudad Real) y “Palio” (Ocaña).

La Guía Repsol ha querido redefinir esta icónica prenda para premiar a los Soles Repsol y para ello ha apostado por la innovación y la tecnología. En el acto  celebrado en el Convento Carmelitas Descalzos en Toledo se ha distinguido a los cocineros castellano-manchegos con la entrega de la nueva chaquetilla de diseño sutil y con un patrón más estilizado, adaptable, cómodo y elegante que permite la libertad de movimientos en el día a día en las cocinas de todos los cocineros con soles de Guía Repsol. Cada pieza esta personalizada y es un modo de mostrar sus galardones en forma de soles bordados en la propia chaqueta. Por ello, en cuanto surgió el proyecto, el equipo del Centro de Tecnología de Repsol se puso manos a la obra para dar con un tejido que ayudara en la confección de una pieza impecable pero que, a la vez, fuera funcional y cómoda en el trabajo de cocina. Una chaquetilla única con un tejido revolucionario que no se mancha, permite que los líquidos resbalen y, además, es resistente al calor.

«En estos 40 años de vida de Guía Repsol hemos podido ver que este elemento clásico y emblemático de la cocina necesitaba evolucionar –comenta Estefanía López, responsable de Relaciones Institucionales de Guía Repsol–. Para ello nuestra mejor aportación ha sido en la innovación de los materiales. Hemos dado con un tejido que tiene una historia muy bonita, creado a partir de algodón usado procedente de ropa reutilizada y de desechos de plástico, principalmente de botellas. Este nuevo material engarza muy bien con la filosofía de Repsol centrada en la renovación de la energía».

 

Si en la parte técnica los científicos de Repsol han puesto toda su alma e interés por crear una tela altamente tecnológica y respetuosa con el medio ambiente, en la parte estética se necesitaba algún creador que estuviera a la altura del propósito. El elegido para tamaña empresa ha sido Juan Duyos, cuyos diseños se caracterizan siempre por la modernidad, la elegancia y la calidad. «El proceso creativo que hay detrás de la alta costura y de la alta gastronomía es muy similar», comenta el diseñador. «Para mí, ha sido un reto trabajar sobre la idea de una prenda que lleva desde principios de siglo sin evolucionar. Me motivó mucho también trabajar con un material novedoso procedente de fibras recicladas. Yo estoy muy concienciado con el cuidado del medio ambiente y me alegro mucho que Repsol también lo esté».

 

Teniendo a su alcance ese tejido tan revolucionario, Duyos ha creado unas piezas espectaculares, en las que ha eliminado todo tipo de elementos superfluos para que los cocineros se sientan cómodos y frescos pero, también, sofisticados. «Las chaquetas ahora caen a la perfección sobre el hombro, se han depurado las formas, llevan un confortable cuello mao y se ha eliminado todo tipo de cosas que sobraban como las trabillas, las costuras inservibles, los botones e, incluso, los agujeros que algunos de los modelos convencionales presentan bajo las axilas para transpirar. Ahora, con este nuevo tejido, son irrelevantes».

 

Castilla-La Mancha, dos nuevos restaurantes

Castilla-La Mancha aporta 13 de los 528 restaurantes con Soles incluidos en la Guía Repsol 2018. Dos de ellos reciben su primer Sol: “Mesón Octavio” (Ciudad Real) y “Palio” (Ocaña).

 

 

 

Deja un comentario