Santander: Deluz enciende la Navidad en El Sardinero

El buque insignia del grupo Deluz y Compañía (Ramón y Cajal, 18. Santander, en la imagen) ha elaborado sus menús para Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo basados en producto de cercanía y de pequeño productor.

Inaugurado en 2006, Deluz fue el primer restaurante de Carlos y Lucía Zamora, propietarios del grupo DeLuz y Compañía, del que actualmente forman parte once establecimientos repartidos entre Madrid y Santander. Está ubicado a cinco minutos de las playas de El Sardinero, en un precioso chalet de los años 50, que fue la residencia de los abuelos de Lucía y Carlos, y que aún conserva detalles de la decoración original, como los papeles pintados de sus paredes, la distribución por estancias (dotándolo de distintos espacios y ambientes) y, sobre todo, el espíritu revolucionario, inquieto y transgresor que siempre ha caracterizado a la familia desde hace más de cuatro generaciones. Una atmosfera íntima, romántica y familiar que lo convierten en el marco idóneo para celebrar la Navidad ya que aúna la calidez del propio hogar con la ventaja de no tener que cocinar ni preocuparse de nada más que de disfrutar y pasarlo bien en una fecha tan especial.

Para los días festivos (24, 25, 31 y 1), el restaurante Deluz ha confeccionado diferentes menús en los que el protagonista absoluto es el producto de temporada y de pequeño productor, en muchos casos ecológico, como la ternera eco de Siete Valles de Montaña (la primera cooperativa de ganaderos ecológicos de Cantabria), el lechazo ecológico de Chencho, de Polaciones (Cantabria) o el foie artesano de la granja La Llueza, en Espinosa de los Monteros (Burgos). Una filosofía común a todos los restaurantes de los Zamora.

Los menús navideños de Deluz son un homenaje a los 13 años que cumplirá el restaurante el próximo enero y a todas esas celebraciones que han tenido lugar en esta casa, rodeada de castaños de Indias y un jardín con 527 rosales. Como cuando tienes invitados y preparas tus recetas estrella, están compuestos por esos platos que, con certeza, van a gustar a toda la familia y son el resultado de una cocina de mercado con guiños afrancesados que representa lo mejor de los 13 años de andadura de Deluz, eso sí, con una visión de futuro.

El menú de Nochebuena (99 € por persona con maridaje) se compone de jamón ibérico, blini de salmón salvaje de Alaska con crema agria, vol au vent de hojaldre relleno de marisco, coca de anchoa sobada a mano con pimiento asado, ensalada de mariscos (langostino de Vinarós, gamba roja de Palamós y carabinero de Huelva), pularda ecológica con salsa al champagne y foie artesano de Espinosa de los Monteros y, de postre, tarta Pavlova de turrón con helado casero de avellana.

El menú de Navidad (60 € por persona con maridaje) incluye tosta de foie micuit, blini de salmón, jamón ibérico, buñuelo de rape de la lonja de Santander, croqueta de queso gorgonzola, mille-feuille de gamba de Palamós y cigalitas con bechamel de espinacas, lechazo ecológico relleno de boletus y piñones con gratén de patata y pastel de calabaza y, para terminar, dacquoise de avellana con helado casero de turrón y chocolate fundido.

En la cena de Nochevieja (120 € por persona con maridaje) se servirán tosta de foie micuit, blini de salmón, jamón ibérico, croqueta de cigalita, blini de caviar con mantequilla, gambas, vol au vent de marisco, crepineta de bogavante con salsa al champagne, pintada trufada y asada con salsa de foie artesano de Espinosa de los Monteros y tarta de chocolate crujiente al estilo del Hotel Crillon, en París, con praliné de avellana y helado casero de turrón. El precio del cotillón es de 55 € por persona.

Por último, Deluz ha preparado un menú de Año Nuevo (55 € por persona con maridaje) a base de salpicón tradicional de rape, langostinos, pulpo y mejillones con tres tomates especiales, crepineta de bogavante, solomillo Wellington de ternera ecológica de Siete Valles de Montaña con salsa de foie artesano, parmentier de patatas y pastel de setas y tarta de chocolate crujiente con praliné de avellana y helado casero de turrón.

EN SANTANDER, COMO EN LA CASA BLANCA

Brindar con cava ecológico y comerse las uvas como si estuvieras en la Casa Blanca es posible en Deluz. Y es que, una de las mejores anécdotas que guarda el restaurante es el del “salón de la Casa Blanca”. Paco Muñoz, del estudio Casa&Jardín, escogió en los años 50 para Deluz un papel de pared que representa el puerto de Boston. Casi 70 años más tarde, la familia Zamora descubrió por casualidad, mientras veían la web de la Asociación Histórica de la Casa Blanca, que ese mismo papel decora una de las habitaciones de la residencia presidencial de Estados Unidos.

 

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies