Un roscón de violetas en el Hotel Barceló Emperatriz de Madrid

El hotel reivindica las meriendas navideñas y propone una agradable velada alrededor de su chimenea reinterpretando el tradicional roscón con un toque inesperado.

Hay dos tipos de personas: los que empiezan a comer roscón el 1 de diciembre y quienes son fieles a la tradición y prefieren esperar al desayuno del día de Reyes. Para todos ellos,  Barceló Emperatriz lanza el roscón más exclusivo de la Navidad madrileña, haciendo un guiño a la aristócrata que le da nombre, y que se podrá degustar la primera semana de enero en su elegante Bar Eugenie.

Una receta que el hotel ha desarrollado conjuntamente con la confitería Pomme Sucre en la que las violetas, cuyo sabor obsesionó (en el mejor sentido) a la Emperatriz Eugenia de Montijo, se convierten en el ingrediente estrella de este original Roscón de Reyes. Una edición limitada con crema de violetas en su interior y violetas escarchadas para decorarlo que estará disponible (por encargo*) durante las meriendas de los días 3, 4, 5 y 6 de enero.

Y para acompañarlo, el hotel pone disposición de sus clientes una apetecible carta de meriendas que garantizarán una experiencia en clave royal en su Bar Eugenie, un espacio elegante y acogedor presidido por una icónica chimenea, que hará de las meriendas navideñas una tradición que se repetirá año tras año.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies