Barcelona: Cata de vinos D.O. Catalunya y quesos artesanos

La Licorería Latería Barcelona (en la imagen) ha abierto sus puertas en una esquina fronteriza entre dos de los barrios más emblemáticos de Barcelona, el Barrio Gótico y el Raval (calle Escudellers, 5). El local albergó desde el siglo XIX y durante tres generaciones la licorería y tienda de vinos de referencia del centro de Barcelona. Acaba de organizar una interesante cata con vinos de la DOP Catalunya y los quesos también catalanes de Montbrú.

La Licorería Latería recupera el negocio de proximidad ofreciendo un amplio abanico de vinos, espumosos, vermuts artesanales y productos locales gourmets, seleccionados por su calidad y por su filosofía de respeto al producto y a la tierra. El local tiene doble función: además de tienda, su vasto almacén se ha convertido en espacio perfecto donde los amantes del buen vino se encuentran para disfrutar de catas dirigidas, privadas y personalizadas, organizadas periódicamente.

El queso es un producto gastronómico que resulta  perfecto para acompañar al vino, pero debe de existir una relación de armonía entre ambos productos. Así, la Licorería Latería acaba de celebrar una de sus catas privadas en la que los invitados pudieron disfrutar de una selección de vinos del territorio catalán acompañados de quesos también catalanes de Montbrú, una exquisita marca de quesos autóctonos y artesanales de Moià (Moianès) fundada en 1989. Se ofrecieron 6 combinaciones de vino y queso in crescendo, desde las más suaves hasta las más fuertes:

– El primer queso fue el Sarró de cabra, un queso semicurado, de gusto intenso y fresco ligeramente cítrico con un aroma intenso, textura mantecosa y aroma intenso, que se equilibra con su sabor. Este se sirvió junto al Cenisia D.O Penedés de Garnacha Tinta y Macabeo.

– En segundo lugar, el Tou de búfala, un queso suave y cremoso, hecho aprovechando los beneficios de la mejor leche de Búfala  y que va evolucionando con los días, volviéndose más cremoso e intenso. Cabe destacar que Montbrú es una de las pocas queserías que trabaja con las 2 únicas granjas de España que producen con Búfala. Este queso tan único se combinó con vino natural Andrea Miró de Garnacha Blanca D.O Terra Alta.

– El tercero, el Suau de búfala es un queso catalán semicurado 0% Lactosa, de textura cerrada y blanda con un aroma peculiar y gusto ligeramente ácido de bosque y pastura, ideal para acompañar de membrillo y nueces y con un vino como el  Julieta Trepat Josep Foraster D.O Conca de Barberá.

– Seguidamente, el Curado 12 meses llet crua d’ovella es un queso intenso que proviene de la leche cruda de oveja, lo que le aporta un carácter único a este producto de larga maduración y sabor exquisito. Este fue maridado con el vino 9+ Medol Cabernet – Garnacha.

– Ya llegando a los más fuertes, se optó por el Curado de cabra Edición limitada 30 Años Oriol Antúnez, maestro quesero, de sabor intenso a queso madurado, textura cerrada y sensaciones florales y de frutos secos en boca. Esta vez el acompañante fue un cava, concretamente el Escumós Esparter Macabeo 100% D.O Clàssic Penedés.

– El último fue el Blau de cabra, un queso especial hecho con la mejor leche de cabra y con una producción muy pequeña, presenta un sabor intenso sin ser fuerte gracias al hongo penicillium que recorre su interior dándole todo el carácter que un queso azul tiene que tener.  Un queso único que tomado junto al vino Saserra Malvasía de Sitges D.O Penedés puso el broche final a esta cata tan deliciosa.

Deja un comentario