Madrid: Recetas sencillas y cuidadas en La Tajada

Hace unos 12 años que el nombre de Iván Sáez empezó a sonar y a ganar incondicionales, amantes del buen comer que le siguieron por Madrid hasta hace un lustro, que abrió su primer proyecto, y lo encontramos siempre en su buque insignia, Desencaja, una cita obligada dentro del panorama gastronómico de la capital. Y ahora, para seguir conquistando, abre La Tajada (Ramón de Santillán, 15. Madrid. Tel. 91 232 22 04. www.latajada.es), un informal local donde sirve sus recetas más memorables -y adictivas, las cosas como son-, sencillas, sabrosas y para todos los bolsillos. Por supuesto, y como siempre, elaboradas con el mejor producto de temporada. En la imagen, sus buñuelos de bacalao.

La Tajada es un restaurante de esos de los que apetece, y se puede, ir a diario y casi casi a cualquier hora porque abre a las 8 de la mañana para llenar el barrio de energía con unos desayunos de escándalo, seguir con el aperitivo -no faltan los pinchos- y después sentarse a comer, a la carta o su menú del día -casero y sin rival en la zona por 12’80 €-, a media tarde se puede merendar, y por la noche, es un estupendo plan para quedar con los amigos y picar algo.

De principio a fin la carta es perfecta para compartir, empezando por sus embutidos de primera, para seguir con entrantes fríos como los Pimientos dulces asados con anchoas del Cantábrico y piparras -un plato que puede convertirse en un matrimonio si se piden los Boquerones en vinagre-, la Ensaladilla rusa o el sabroso Gazpacho con Bloody Mary; entre los calientes, dos must del chef, que aunque parecía imposible, están mejor que nunca: Croquetas artesanales de jamón y Buñuelos de bacalao. De ‘segundo picoteo’ serán un acierto las Alitas de pollo deshuesadas, el Steak tartar de solomillo, los Callos o la Tortilla de merluza

En total, una carta con una veintena de platos pensada para todos, de esas que que no defrauda por lo deliciosa y variada que es. Sin olvidarnos, de las sugerencias del día, como por ejemplo, su espectacular Arroz con periquitos –para chuparse los dedos ‘y las cabezas’, literal, y que también puede pedirse por encargo… De postre, un clásico, Torrija La Tajada, o un imprescindible en Madrid, Tarta de quesos.

En cuanto al espacio, es muy funcional, predomina el acero que contrasta con el rojo y amarillo que le dan un toque de color. Aunque lo más llamativo es la gran barra, perfecta para los momentos más informales o para comer como si de una barra de sushi se tratara… Cómodo, agradable y espacioso, para sentirse como en casa y sobre todo, disfrutar, porque aquí se viene a comer.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies