Cabañas de la Sagra: Casa Elena cumple cinco años

El restaurante Casa Elena, situado en Cabaña de la Sagra (Toledo), elabora una propuesta gastronómica basada en la alta cocina tradicional, con producto de temporada, ecológico y km.0. Hace 5 años el propietario César Martín (nieto de Elena, de donde procede el nombre del restaurante) cogió las riendas de esta antigua casona manchega de 1920. Actualmente el chef gallego Áxel Smyth desarrolla la propuesta en cocina.

Ya han pasado 5 años desde que César Martín cogiera las riendas de esta casona manchega propiedad de su abuela y que data de 1920. Allí, Elena, vivió muchos años hasta que su hija, la madre del actual propietario, la convirtió en una casa de comidas en los años 90.
César ya comenzó a los 13 años fregando platos y observando los trabajos que se desarrollaban en sala y cocina. Pero no fue hasta los 27, motivado por el proyecto final de carrera que desarrolló en la Hague University de Holanda, cuando montaría el proyecto que es actualmente Casa Elena: un restaurante con producto ecológico que se preocupa por el medio ambiente y por el máximo aprovechamiento de los recursos de proximidad. Es decir, Casa Elena se provee
en un porcentaje muy alto de producto que crece o se cría a 100km a la redonda, de ahí que haya conseguido el certificado oficial de restaurante SlowFood, siendo éste el único en el centro de la península.
Además, César Martín tenía claro que quería estar en la vanguardia de la gastronomía, y quería desarrollar una propuesta basada en la alta cocina tradicional.
El chef Áxel Smyth (Santiago de Compostela, 1991) desarrolla actualmente esa propuesta, tras pasar por el Basque Culinary Center y tras aprender en cocinas tan relevantes como las de Casa Marcelo en Santiago de Compostela (1 Estrella
Michelin); As Garzas en Malpica, A Coruña (1 Estrella Michelin); José Carlos García en Málaga (1 Estrella Michelin);
Restaurante Gaytan en Madrid (1 Estrella Michelin); Restaurante Baluarte en Soria (1 Estrella Michelin); o Restaurante Miramar en Llançá (2 Estrellas Michelin.
Propuesta gastronómica
Casa Elena cambia de carta y menús cada tres meses, basándose en el producto de temporada. La propuesta actual consta de dos menús degustación: uno Menú Clásico (9 pases) a 48€ / persona + el maridaje opcional a 30€; y un Menú de temporada (15 pases) a 65€ / persona + el maridaje opcional a 40€.
Su carta, disponible viernes, sábado y domingo, incluye algunos platos ‘Para compartir’, ‘Del mar’ y otros ‘De la tierra’ que cambian según la temporada y la estación.
La propuesta de verano contiene platos frescos con productos de temporada como es la Remolacha asada a la sal de cítricos con espuma de la misma o la Tarta salada de zanahoria. Pero también algunos que destacan por el producto de proximidad como el Cordero lechal a baja temperatura, zanahoria,
pimiento asado y patata o el Ravioli manchego.
Para los días laborables también hay un Menú Mercado que cambia cada semana y que consta de un entrante; y tres opciones de primero, tres de segundo y dos para el postre. Está a 23€/persona en el que incluye pan, agua, refresco
o cerveza o copa de vino y café.
Fuera de carta también disponen de Cocido y Arroces que los preparan bajo previa petición. Auténticas exquisiteces que se elaboran para la ocasión con recetas y trucos que han pasado de generación en generación.
Diferentes espacios
El salón principal, con capacidad para 45 personas, eran las antiguas caballerizas de la casona. Un lugar que destaca por sus techos altos, sus vigas de madera y el verde de sus plantas.
La antigua cocina ahora es un bar, que suele utilizarse para eventos, como zona de aperitivo y también de sobremesa.

Hay una sala polivalente con capacidad para 16 personas, ideal para reuniones de amigos o familiares, y en la que los viernes y sábados por la noche se celebran las Cenas Sensoriales. Una experiencia en la que el comensal,
completamente a oscuras, disfruta de un menú degustación maridado.
También hay un privado, al que llaman La Cocinilla, con capacidad para 8 personas.
Sus terrazas están habilitadas en los meses de primavera y verano, según la climatología: una, en la parte delantera, con mesas y sillas metálicas retro, por si te acercas a tomar un café, un cóctel o una cerveza bien fría; otra, con mesas
y sillas de madera, para degustar tanto su carta como menú degustación y poder disfrutar de una larga sobremesa entre familia y amigos.
En ambos espacios destaca el verde de sus huertos (con especies que utilizan en su cocina) y el color de sus plantas y jardineras que, tanto César como su madre, cuidan con tanto mimo.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies