Madrid: Abre La Retasca, en homenaje a las tabernas de siempre

Juanjo López (La Tasquita de Enfrente, en la imagen en La Retasca) es el artífice de esta taberna madrileña (Ibiza, 38. www.laretasca.com) , con guiños a los camareros y tapas de toda la vida. Enclavada en el destino gastronómico Bulbiza, La Retasca supone una reivindicación de la tradición gastronómica capitalina en pleno barrio de Retiro.

El día 2 de septiembre abrió La Retasca, un concepto que no solo se inspira en las tabernas de siempre, sino que, nada más abrir, es una de ellas. ¿Por qué? Porque el ambiente, la música y la atención es a imagen y semejanza de esas tascas de toda la vida a las que siempre nos ha gustado ir (y volver), y las tapas, platos y demás oferta gastronómica es la idónea para disfrutar de una velada en buena compañía.

Juanjo López, tras abrir en enero pasado La Cocina de Frente, vuelve a emprender con esta taberna ofreciendo encurtidos de elaboración propia, chacinas -de firmas como Arturo Sánchez y Valles del Esla-; laterío de Los Peperetes; tapas clásicas entre las que encontramos Boquerones aliñados, Patatas bravas, Callos y morro de buey, Ensaladilla, Huevos rotos, Croquetas de jamón, o Champiñones al ajillo, por poner unos pocos ejemplos; bocadillos y pulguitas canallas; guisos del día y un apartado de brasas con platos como el Chuletón de Buey de los Valles del Esla o Rodaballos y Lenguados. Además, La Retasca dispone de un cortador de jamón en directo durante todo el servicio.

La ambientación de ‘tasca’ del espacio corresponde al estudio de diseño Mena y Cruz y se muestra a través de ilustraciones, imágenes del Madrid del pasado siglo, y frases tabernarias al más puro estilo ‘gato’.

Bulbiza es un destino gastronómico que se halla entre las calles Máiquez y Fernán González, en pleno distrito de Retiro, en Madrid. En Bulbiza se dan cita distintas propuestas de primer nivel, siendo zona de peregrinaje gastronómico para madrileños y foráneos. En Bulbiza se abarca distintos tipos de cocina, además de acoger El Marginal -un espacio dedicado al vino-, El Privado -un local polivalente donde organizar encuentros exclusivos- y, en unos pocos días, The Pâtissier by Ricardo Vélez, una heladería con una pequeña oferta en repostería.

 

Deja un comentario