Peugeot Saveurs lanza una nueva gama de cuchillos

Presente en las cocinas desde hace más de 200 años, Peugeot une las tecnologías más avanzadas a su savoir-faire más tradicional para lanzar una nueva generación de cuchillos, con los acabados Paris Classic y Paris Bistro. Consciente de que los cuchillos son un elemento preciado y muy personal tanto para chefs como para aficionados, Peugeot ofrece una gama completa con los principales tipos que se necesitan en cualquier cocina, como el cuchillo de medio golpe el de pan o el de office.
 

La relación de Peugeot con la gastronomía viene de lejos, con una gama completa de productos que se han convertido en un referente. Molinillos de café, saleros, pimenteros, especieros, decantadores… estampados con el legendario León son un elemento habitual en las mejores cocinas del mundo desde hace más de dos siglos.

En este estrecho lazo que une a Peugeot con la alta cocina no podía estar ausente la cuchillería, un elemento muy personal y preciado para los chefs. Para muchos de ellos, son auténticos amuletos que les acompañan durante toda su vida profesional.

La actual gama de cuchillos Peugeot incorpora los últimos avances en lo que se refiere a materiales y ergonomía, pero es fiel a una tradición que se remonta a 1820 y que es heredera directa de las sierras desarrolladas por la Marca desde 1812, cuya fiabilidad y robustez fueron el origen del León que distingue desde entonces a Peugeot en todas sus facetas.

Comercializada en los acabados Paris Bistrot y Paris Classic, la cuchillería Peugeot destaca tanto por su estilo contemporáneo y su precisión como por su maniobrabilidad y confort de uso. El acero de sus hojas es un referente en materia de calidad y temple. No en vano, los cuchillos Peugeot Classic se benefician de una garantía de por vida, mientras que los Paris Bistrot están garantizados por 5 años.

Responder a las especificidades de cada familia de alimentos con herramientas diseñadas para satisfacer a profesionales y particulares exigentes ha sido la idea que ha guiado a los diseñadores de Peugeot Saveurs al desarrollar su gama de cuchillos. Algo que sólo se puede lograr con hojas sólidas y duraderas con un comportamiento perfecto, forjadas en un acero exclusivo. Su alta presencia de cromo (hasta un 16%), asegura un alto nivel de resistencia a la corrosión. Estas cualidades están muy presentes en todos los cuchillos Peugeot, desde los más comunes, como el del chef o el de pan, hasta los más específicos, como el santoku o el fileteador de lenguado.

El cuchillo del chef, conocido también como cebollero o de medio golpe, puede considerarse como el instrumento culinario definitivo por su polivalencia y por el nivel de virtuosismo que permite. Disponibles en longitudes que van entre los 15 y los 20 centímetros de longitud, las propuestas de Peugeot Saveurs (desde 55 euros) están especialmente diseñadas para una gran multitud de necesidades. Si la punta delantera es ideal para picar y laminar con precisión, la parte cercana a la defensa está pensada para cortar alimentos duros y resistentes, mientras que el lomo de la hoja puede servir para romper pequeños huesos. Su mango, con un estilo moderno, asegura un manejo rápido, precio y ágil tanto en verduras como en carnes y pescados.

Icono de la gastronomía francesa, el cuchillo de pan de Peugeot Saveurs, con una hoja de 22 cm, corta con facilidad toda clase de panes sin aplastarlos ni alterar su consistencia (desde 50 euros). Su dentado regular es sinónimo de un corte constante y un agarre sencillo: la fuerza concentrada en las puntas de los dientes permite atravesar cortezas duras sin romper la miga.

Otro imprescindible en las cocinas es el cuchillo de office. La gama Peugeot Saveurs (desde 25 euros) permite trabajar con frutas y verduras a la perfección, gracias a una hoja rígida, puntiaguda y sin dientes de 9 cm. Es ideal para un uso diario y su ángulo de corte es óptimo tanto para cortar tomates como para preparar champiñones y setas.

Peugeot Saveurs también piensa en los amantes de las gastronomías exóticas. Prueba de ello es su polivalente cuchillo santoku (desde 55 euros), tradicional en la cocina japonesa. En el País del Sol Naciente se le conoce como el cuchillo de las tres virtudes, ya que permite cortar, trinchar y picar carnes, pescados grasos y verduras. Sus alveolos crean bolsas de aire entre hoja y alimento que impiden que se adhiera materia a la hoja. Su ángulo de corte de 22º y su diseño ligeramente curvado aseguran un uso agradable y cómodo.

Finalmente, el cuchillo de carne (desde 30 euros) es un “must” en cualquier mesa. Su acero Nivox garantiza un corte perfecto, ideal para la degustación, mientras que su mango ergonómico y elegante lo hace manejable y sencillo de utilizar.

 

Deja un comentario