Packaging: Sales, entre el Yin y el Yang

Como usted ya sabrá, el mundo de las sales alimentarias ha experimentado en los últimos años un gran auge como condimento de la cocina gourmet. Sales milenarias procedentes de minas en cordilleras remotas, la apreciada flor de sal marina, sal negra cristalizada con carbono vegetal, sal gorda, sal en escamas, etc… Este giro, que ha hecho virar a un commodity (calidad mínima estándar) hacia la categoría de producto gourmet, naturalmente tiene un reflejo en la calidad del diseño con el que se presenta en el mercado. En la imagen, la Flor de Sal d´Es Trenc.

Texto: Roberto Quiñones

Hablando en plata, es la sal una categoría de consumo en la que nos encontramos brillantes ejemplos de diseño que nos invitan a pensar en este aditivo imprescindible de la cocina. La otrora precursora del pago remunerado -salario- puede estar adquiriendo la consideración de bien de lujo, en yuxtaposición al bien de primera necesidad que siempre fue y será.

 

Pero como reza el concepto taoísta del Yin y el Yang, a toda luz le acompaña necesariamente una oscuridad, que en este caso tiene su reflejo en las sales comunes a las que no se les ha dedicado ningún cariño (en lo que a presentación se refiere). Este tipo de sales arrojan las mayores sombras de imagen en los lineales. Frente a las lujosas y opulentas presentaciones de algunas de las sales del mercado, nos encontramos con algunos ejemplos entre los que el diseño ha tenido muy poco o ningún papel. Observamos presentaciones vulgares y de estética pobre, que en el mejor de los casos (como en el de la marca Costa) podríamos indultar amparándonos en el argumento de que lo vintage casi siempre goza de esa personalidad que tiene lo auténtico. A ver qué les parece mi propuesta.

 

  • Sal de Ibiza: ¿A alguno de ustedes nos les enamora ese sol dorado y mediterráneo fundiéndose sobre el turquesa de este precioso tarro de cerámica? Me consta que muchos consumidores (foodies y no foodies) se hacen con esta sal como objeto de decoración para adornar sus cocinas. Y es que, no se puede ser más elegante y más icónico. (saldeibiza.com)

 

  • Flor de Sal d’Es Trenc. Saltamos de una isla a otra sin dejar el territorio balear para encontrarnos con otro sol, más moderno en su gráfica, pero igual de icónico. Y es que, es el astro rey uno de los principales actores intervinientes en la consecución de este preciado condimento. Sus diferentes variedades, con un packaging declinado al estilo más clásico -simple cambio de un color- componen una familia tan atractiva, que llevarse todas y cada una de sus variedades resulta una tentación a la que es difícil renunciar. (flordesaldestrenc.com)

 

  • Salinas del Alemán emplea sus latas de flor de sal para hacer un homenaje a los fundadores de las salinas, construyendo un storytelling potente y seductor que estimula el imaginario del consumidor fomentando la construcción de una leyenda. (salinasdelaleman.es)

 

  • SoSo. Y no quería pasar por alto este clásico del diseño de packaging (diseño de Eduardo del Fraile) que tanto impacto y buena aceptación ha tenido a nivel imagen. Aquí dejo la edición especial de flor de sal limón y pimienta presentada a través de su icónico huevo. (www.sosofactory.com)

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies