La chef eslovena Ana Ros traslada su restaurante a Madrid hasta el 7 de diciembre

La chef Ana Ros traslada estos días la cocina y el equipo de su restaurante Hiša Franko de Eslovenia a Madrid en una nueva edición de In Residence, el pop-up gastronómico creado por la agencia Mateo&co en el Hotel NH Collection Eurobuilding. De martes a sábado, en horario de cenas, la chef ofrecerá el mismo servicio que en su restaurante Hiša Franko, donde sirve elaboraciones inspiradas en la naturaleza y en los pequeños productores de su país, como la de la la imagen. Junto a ella viaja Valter Kramar, sumiller del restaurante y experto en vinos naturales, pues Eslovenia concentra la mayor producción de caldos naturales del mundo. • Las reservas se pueden hacer online en http://inresidence.es/.

La chef Ana Roš es la protagonista este otoño de una nueva edición de In Residence, el evento gastronómico en formato pop-up creado por la agencia Mateo&co con el que traslada la cocina y el equipo de su restaurante al hotel NH Collection Madrid Eurobuilding durante tres semanas.
Ana Roš es la chef al frente del restaurante Hiša Franko, ubicado en Kobird (Eslovenia), cuya cocina se inspira en la naturaleza y los pequeños productores locales. En 2017 fue nombrada mejor chef femenina del mundo por The World’s 50 Best Restaurants y este año ha ascendido 10 puestos en la lista absoluta hasta posicionarse en el 38.
Hasta el 7 de diciembre, su trabajo podrá degustarse de martes a sábado en horario de cenas dentro de #HisaFrankoInResidence. Ya es posible realizar las reservas a través de la web www.inresidence.es con la preventa de los menús. El coste de cada uno es de 200€ o 275€ con maridaje. Los vinos que se ofrecerán son naturales y de origen esloveno, ya que este país concentra la mayor producción de caldos naturales del mundo.
Valter Kramar es el marido de la chef, sumiller del restaurante y experto en estos vinos naturales. Dentro de la filosofía del matrimonio por recuperar la tradición de su país, Valter también afina quesos en la bodega de su restaurante, un producto central en las mesas del Valle de Soča. El más destacado es el queso Tolminc, hecho de leche de vaca cruda, que cura durante cinco años.
Ana Ros dice que plasma la esencia de Eslovenia en sus platos. No en vano, se formó como diplomática antes de dedicarse a la gastronomía, por lo que dar a conocer la idiosincrasia de su tierra es uno de los ejes de su trabajo. “Quiero mostrar en Madrid nuestra filosofía en la cocina. En Eslovenia tenemos productos fantásticos que nunca han salido de nuestra zona, quesos y vinos que, estamos seguros, os van a sorprender”, afirmó la chef.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies