Madrid: La Navidad más dulce y artesanal se disfruta con Cientotreintaº

El obrador se llena de especialidades navideñas pensadas para los paladares más golosos y exigentes. Cientotreintaº empieza ya a producir su famoso Roscón de Reyes y otras elaboraciones que se fabrican artesanalmente en su obrador ubicado en la trastienda del local. Además, estrenan una colaboración con la cafetería Santa Kafeina que se materializa en bolsas de café de especialidad de edición limitada.

Llega la época festiva en la que reunirse con familiares y amigos en torno a delicias culinarias no solo es una tradición, sino también uno de los momentos en los que “compartir es vivir” trasciende con mucha fuerza y emoción. Cientotreintaº, obrador, panadería y cafetería, ubicado en el corazón del barrio de Chamberí, se une a la celebración de la Navidad elaborando para sus clientes algunos de los dulces más clásicos y tradicionales, de manera artesanal y con un toque muy personal, como su famoso roscón de reyes, la galette de rois, su icónico babka o tartas de temporada como la pecana o la de calabaza.

Roscón de Reyes

El Roscón de reyes es la estrella de la temporada y la versión de Alberto Miragoli, co-propietario y panadero de Cientotreintaº, se hace con producto de extrema calidad: huevos de gallinas en libertad, leche fresca Priégola, mantequilla francesa Pamplie, agua de azahar de Luca de Tena y ralladura de naranja. Este año, para dar más protagonismo a la masa del roscón, no solo añaden algo de harina de espelta en el pre-fermento que potencia el sabor, sino que además, el roscón solo irá decorado con granillo de almendra ecológica de Alicante como topping.

Otra elaboración que vuelve al mostrador de Cientotreintaº por Navidad es su ya tradicional galette de rois, una torta de hojaldre y masa de almendra de origen francés, que en el país galo equivale al roscón de reyes, ya que también se toma para celebrar la Epifanía y contiene una haba escondida. En Cientotreintaº utilizan su hojaldre con mantequilla francesa y un relleno clásico de frangipane en el que mezclan su crema pastelera con una pasta de almendra de Alicante que preparan ellos mismos.

El babka se une al elenco de productos clásicos para compartir momentos de felicidad en torno a una mesa. Es un pastel dulce, y cuyo origen se remonta a Europa del Este con especial arraigo en Polonia. Se elabora con una masa suave y laminada que contiene huevo y lácteos, tipo brioche feuilleté, al que se le unta una mezcla de cacao, azúcar, mantequilla, avellana que luego se enrolla, se corta, se trenza y se hornea en un molde.

Babka y tarta pecana

Otra novedad que llega en esta época tan especial es el café de especialidad que Cientotreintaº saca en colaboración con Santa Kafeina, otra cafetería del barrio de Chamberí. Juntos han querido materializar su pasión común por el café a través de una edición limitada de granos tostados por Cientotreintaº y cuya procedencia, El Salvador y Honduras, ha sido elegida colectivamente. El café de El Salvador presenta notas de cacao y fruta roja, mientras que el de Honduras se acerca a los cítricos y a la piel de naranja. Cada origen será diferenciado con bolsas de café de 250 gramos que estarán disponibles para que los más fanáticos puedan disfrutar del resultado en casa y mediante el método de filtro que más les guste.

Todos estos productos se unen a la variada oferta que presenta Cientotreintaº en su proyecto, en el que Alberto y Guido Miragoli demuestran su expertise en panadería, repostería y café de especialidad, reflejando su pasión en cada uno de estos pilares. De esta manera, Cientotreintaº ya se ha convertido en un templo del producto, entre los que destacan hogazas de sésamo y de campaña, pan de centeno integral, así como de masas laminadas con sus palmeras con y sin chocolate, el croissant, el kouign amann y los cardamom rolls, y muchos otros. En definitiva, cada pieza busca reflejar la filosofía del obrador: buscar siempre la calidad, el respeto y el cuidado de cada ingrediente que pasa de los proveedores al obrador y de la tienda a manos de los consumidores.

 

Deja un comentario