Coravin, un «must» en la lista de Reyes para los amantes del vino

Los Reyes Magos este año han recibido muchas cartas de los amantes del vino y todas pedían lo mismo: un dispositivo Coravin, producto que se ha convertido en el gadget esencial para todos aquellos que disfrutan del vino y aprecian la calidad.

Coravin es un sistema disruptivo de consumo de vino que permite extraer el líquido de las botellas sin necesidad de sacar el tapón. Al no haber descorchado la botella, el vino no entra en contacto con el aire por lo que se evita que el proceso de oxidación comience. De este modo, el consumidor puede disfrutar de su vino favorito a copas y durante largos periodos de tiempo sin que el que vino modifique en absoluto su aroma ni sabor.

¿Cómo funciona?

Coravin tiene un funcionamiento muy sencillo: el sistema de acceso inserta una aguja de acero inoxidable recubierta de teflón de un diámetro muy reducido a través del corcho. Una vez dentro, el sistema Coravin inserta un gas noble –argón– en su interior, presurizando la botella de vino y empujando el vino fuera de la botella. Esto permite, por un lado, servir el vino de la botella y por el otro, al no descorchar la botella, que el vino siga evolucionando como si nunca hubiera sido abierto.

¿Qué modelos hay?

Actualmente existen 5 modelos en el mercado. Todos ellos hacen las mismas funciones y su precio varía por el diseño y los materiales con los que están hecho. Así, están el Model One (de color blanco y azul fotos), el Model One Black (fotos y fotos lifestyle) el Model Two (negro) y el Model Two Elite (de diferentes colores, fotos). El año pasado se presentó el Model Eleven (que aúna diseño y tecnología, fotos).

¿Qué complementos existen?

El Aireador Coravin sirve para mejorar la experiencia al beber vino gracias a su novedoso funcionamiento. Esta pequeña pieza de apenas 33mm se acopla perfectamente al pitorro del Coravin y mezcla la cantidad correcta de aire y de vino en cada copa servida. Hilos de vino se exponen de este modo rápidamente al aire, hecho que produce un efecto similar al de la decantación, a la vez que garantiza que el vino restante de la botella permanezca intacto. Visualmente, es como una ducha de vino que permite consumir el líquido más abierto y oxigenado y le garantiza un mejor aroma y mayor suavidad.

El Aireador no es el único complemento del Coravin presentado en las últimas semanas. Recientemente ha salido a la venta el nuevo tapón de silicona, especialmente diseñado para las botellas que tienen tapón de rosca y no de corcho. Con este artilugio, se podrá ampliar las posibilidades de uso del Sistema Coravin, extendiendo su uso a los vinos de tapón de rosca y protegiéndolos del proceso de oxidación hasta tres meses.

 

Deja un comentario