La DOP Dehesa de Extremadura muestra su preocupación por el futuro

El Consejo Regulador cree que, ante las consecuencias de la pandemia por Covid-19, es momento de «recordar a las autoridades la vulnerabilidad, desprotección y necesidades que tienen este tipo de producciones, entendiendo que las políticas de reactivación del mercado deben estar orientadas a ser eficaces y justas en un amplio contexto».

Ante la coyuntura, actual, el Consejo Regulador de la DOP Dehesa de Extremadura ha hecho público un comunicado que, por su interés, reproducimos:

«La DOP DEHESA DE EXTREMADURA, con sus más de 30 años de historia ha pasado por
diferentes circunstancias que afectan al sector del ibérico y, si bien son productos limitados exclusivos y tradicionales, no han sido inmunes a las distintas crisis del sector, agudizada en muchos de los casos por el desconocimiento de la realidad de estos productos por parte de la población v el consumidor final. pues si, bien son productos ibéricos, se pueden catalogar como productos altamente diferenciados de la
mayor parte de la producción ibérica nacional.
La mayoría de operadores productores y operadores elaboradores son empresas pequeñas y medianas, en muchos casos familiares, ligadas al entorno rural, generadoras de gran cantidad de puestos de trabajo que fijan la población rural y que crían y mantienen razas autóctonas y elaboran productos tradicionales, con costes muy superiores a otros productos de similares características no amparados por una DOP. Estos ganaderos e industriales llevan «haciendo Europa» desde hace muchísimos años, generación tras generación, pues lo que ellos hacen son las metas de la Europa circular 20-30, pero con 50 años de trabajo previo:
Mantenimiento medio ambiente, convirtiendo a la Dehesa Extremeña en un ecosistema único de los mejores conservados de Europa.
Músculo económico de Extremadura y de la Europa rural, con creación de miles de puestos de trabajo.
Fijación de la población rural permitiendo el desarrollo sostenible
Los productos de calidad garantizada han sido claves para la atracción Turística, ya que medio rural, tradición y gastronomía es un trinomio difícilmente separable.
Además, han contribuido a posicionar el nombre de nuestra REGIÓN en el mapa mundial v, por supuesto, junto con otras DOP del ibérico nacionales a posicionar la MARCA ESPAÑA, ligada íntimamente al jamón ibérico y otros productos y tradiciones emblemáticos de nuestro país.
Existen una serie de factores que convierten a los productores y elaboradores de productos tradicionales como es el caso de los productores de la DOP DEHESA DE EXTREMADURA en PELIGROSAMENTE VULNERABLES:
Los costes de estos productos tradicionales son notablemente superiores a otros comercializados con nomenclaturas similares.
Es un sector muy atomizado con una red de múltiples empresas pequeñas y medianas, que requiere líneas de crédito habituales, con ciclos largos de rotación comercial que descapitalizan a las mismas.
La ausencia de capitalización en condiciones normales se multiplica en épocas de crisis y repercute en una ausencia de capacidad publicitaria, promocional y de posicionamiento de una marca, FUNDAMENTAL en los tiempos que vivimos.
La contención del gasto de la población, unido a un sector turístico y de hostelería y restauración, con unas previsiones negativas en los próximos meses consecuencia de las decisiones derivadas por !as circunstancias sanitarias del COVID – Lg, hace que en momentos de crisis, repercuta negativamente de forma exponencial respecto a otras empresas similares que producen y comercializan productos más rentables de ciclos más cortos.
Si bien, en los momentos que nos toca vivir es hora de arrimar el hombro y dar el que pueda, y esperar a recibir el que lo necesite, siendo conscientes que necesitamos calma y sensatez para dar a,cada cual lo que es justo en la medida de las posibilidades, desde este Consejo Regulador, creemos que es momento de recordar a las autoridades la VULNERABILIDAD, DESPROTECCIÓN y NECESIDADES que tienen este tipo de producciones, entendiendo que las políticas de reactivación del mercado deben estar
orientadas a ser EFICACES Y JUSTAS en un amplio contexto. Por ello, es por lo que se solicita al Ministerio y las Administraciones competentes decidan MEDIDAS A APLICAR lo antes posible orientadas a amortiguar los efectos adversos:
Aplicando descuentos fiscales a productores v elaboradores de producciones de DOP/IGP que compiten en desventaja en un mercado basado en un desconocimiento generalizado del consumidor.
Priorizando Línea de créditos v Préstamos ICO a bajo interés a producciones de DOP/IGP
Aplicando beneficios fiscales a empresas productoras y elaboradoras,
vinculadas a producciones DOP/IGP sobre cuotas de trabajadores/as contratados, en justificación al desarrollo rural, la activación del mercado laboral femenino y la fijación de la población en zonas rurales prioritarias para Europa.
Garantizar la protección de los mercados de estas producciones para que exista realmente una igualdad en la competencia competitiva respecto a producciones de similares nombres con condicionantes de exigencias considerablemente más laxos.
Aplicar medidas extraordinarias de almacenamiento coherentes, avaladas por Sanidad y derivadas del Estado de alarma, que permitan la normalización progresiva de los mercados dando oxígeno a los productores de Calidades  Diferenciadas.

Invertir recursos propios y/o con fondos europeos para la realización de campañas de consumo y divulgación específicas  para que la marca DEHESA DE EXTREMADURA v otras marcas DOP/IGP estén mejor posicionadas en el mercado regional, nacional e internacional».

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies