El confinamiento, oportunidad para generar impacto social con el Zero Waste

Mucho se está especulando estos días sobre las posibles consecuencias positivas del confinamiento en la sociedad, así como en el medio ambiente. La cuarentena ha ralentizado nuestro vertiginoso estilo de vida y de repente disponemos de tiempo con el que no contábamos, ideal para reflexionar sobre nuestro estilo de vida y adoptar una postura más sostenible. Mucha gente está sacando partido a este tiempo extra para generar un impacto social positivo poniendo en práctica una actitud más responsable y ecológica.

Sebastian Simon, autor del libro “Cocina Zero Waste” de Oberón, está aprovechando el aislamiento para amenizar a sus seguidores con showcookings sostenibles en directo en redes sociales (@gourmetlikeme) en los que comparte trucos y recetas con el fin de generar un impacto social positivo mediante el Zero Waste. Este movimiento apuesta por la reducción de residuos en el día a día, simplificando la vida de las personas que lo llevan a cabo y ayudando a la mejora del medio ambiente.

Sin embargo, la “Cocina Zero Waste” no es solo preocuparnos por el envase en el que viene envuelto el alimento, sino también por las sobras que se tiran innecesariamente. Reutilizar alimentos, guardar alimentos y comprar de forma responsable son hábitos adquiridos que se pueden cambiar tomando conciencia de ello. Bajo el lema “¡Compra bien, cuídalo mejor y aprovéchalo todo!” nos enseña la manera más eficiente de conservar los alimentos en perfecto estado en casa y nos descubre más de 80 recetas de cocina creativa para no desperdiciar ni un gramo de los alimentos (incluidos restos como las mondas de patata, las hojas de zanahoria, los posos de café, etc.) que tenemos en casa, algo especialmente útil en la situación actual, ya que nos evita tener que salir de casa innecesariamente.

Algunos trucos básicos que comparte con sus espectadores son:

  • Do It Yourself, plantéate si en lugar de comprarlo puedes hacerlo tú mismo. Muchos productos se pueden elaborar en casa de forma fácil sin necesidad de producir residuos (salmón marinado, embutido casero, yogur, granola, etc.).
  • Si algo es comestible no es basura: usa tus desperdicios. No es un desastre ecológico tirar las pieles y hojas cuando cocinamos frutas y verduras. En ellas es donde se concentra la mayor parte de sus micronutrientes.
  • Saca el máximo provecho a las diferentes formas de conservar alimentos: congela correctamente cada tipo de alimento, fermenta agregándoles valor nutritivo, conserva para disfrutarlos más tiempo y practica el batchcooking (la comida procesada se mantiene durante más tiempo que los alimentos crudos).
  • Prioriza los alimentos de temporada y aprovéchalos al máximo, sacando todo su partido. Son más respetuosos con el medio ambiente, y suelen ser más económicos.
  • Intenta comprar sin plásticos y presta más atención a los productos de proximidad. Ir a la compra con bolsas de tela y recipientes, y elegir productos sin envoltorios innecesarios. Se trata de llenar la despensa escogiendo los productos menos dañinos para el medio ambiente.

“Cocina Zero Waste” se encuentra a la venta en todas las librerías del territorio nacional por solo 18,00 €.

 

Deja un comentario