Florette propone recetas divertidas para cocinar con niños

Pintar, bailar y jugar son algunas de las actividades más recurrentes entre los más pequeños de la casa, especialmente durante estos días de cuarentena. Pero ¿por qué no dejarles cocinar? La elaboración de las comidas es algo que solemos asociar a los adultos, pero también es una buena opción para que, además de mantenerse distraídos, los niños puedan aprender sobre alimentación saludable de forma divertida.Toma nota de las recetas sencillas, saludables y llenas de sabor que propone Miren Aierbe, asesora culinaria de Florette, para pasar un rato ameno en familia durante estos días.

Buñuelos de espinaca. Con esta receta lograrás que los niños disfruten de cocinar verdura ¡y de comerla después! Solamente necesitáis ajo, cebolla y una bolsa de espinacas de Florette para el relleno. La masa del buñuelo la haréis con harina, levadura, huevos y sal. Tras lavarte bien las manos, pica el ajo y la cebolla muy finos. Rehógalos en una sartén con aceite de oliva y añade las espinacas. Cuando esté en su punto, comienza la parte divertida de la receta: ponerse manos a la obra. Colocad en un bol los ingredientes cocinados y añadid la harina, la levadura y el huevo batido. A continuación, mezclad hasta conseguir una masa densa y homogénea y hacer bolitas de unos 25 gramos.
Pizza vegetal con jamón cocido. Ponte el delantal y prepara junto a los pequeños de la casa una de las comidas que más les gustan, ¡pizza! Pero sin olvidar la importancia de las verduras. Para complementar los ingredientes básicos de la pizza –salsa de tomate y queso– Miren Aierbe apuesta por calabacín, maíz dulce, jamón cocido y verduras para sofrito Florette. Para empezar, cubre la masa con la salsa de tomate y echa queso mozzarella por encima. En un bol, mezcla todas las verduras para sofrito con aceite, sal y orégano y después deja que los niños la extiendan sobre la pizza. Tras cortar el calabacín en rodajas finas, colocadlo encima de las verduras para sofrito. Para terminar, añadid jamón cocido cortado en pequeños trozos y el maíz dulce. Solo queda hornear durante unos minutos y disfrutar en familia de esta sabrosa y divertida receta.
Bolitas de verdura. Una opción diferente, sencilla y llena de sabores para hacer con niños. Solo hace falta una bolsa de verduras para juliana o verduras para saltear de Florette un huevo, harina, pan rallado y sal y pimienta al gusto. Saltea las verduras con un poco de aceite de oliva y tritúralas ligeramente cuando estén cocinadas. La función de los pequeños de la casa: añadir el huevo, la harina y el pan rallado para mezclar todos los ingredientes y conseguir una masa homogénea. Después, deberán hacer pequeñas bolitas con la mezcla y rebozarlas en pan rallado para que un adulto las fría en la sartén. Puedes acompañar esta receta de una salsa casera, por ejemplo, miel y mostaza o salsa de queso, ambas con una elaboración muy sencilla en la que podrán contribuir los niños.

Ensalada rústica. Las ensaladas son una de las elaboraciones más divertidas y sencillas para hacer con los peques, ya que podrán participar en todo el proceso. En este caso, además de los vegetales de la bolsa Gourmet de Florette, añadiremos ingredientes como el bacon, el queso y el Topping Mix Frutos Secos. Una vez se cocine el bacon en una sartén sin aceite, hay que hacer lascas del queso que se elija. La asesora culinaria de Florette aconseja utilizar parmesano, por su sabor intenso. Cuando estén estos dos ingredientes listos, basta con colocar los vegetales de la bolsa Gourmet en una fuente y echar sobre ellos el bacon, el queso y los frutos secos para darle un toque todavía más crujiente.

.Sandwich vegetal. Una receta fácil de hacer y que te asegura el sobresaliente entre los más pequeños. Los sándwiches son una de las comidas que más gustan a los niños porque pueden elaborarse de casi cualquier ingrediente que puedas imaginar. En esta ocasión, mezclaremos calabacín y media bolsa de espinacas primeros brotes de Florette, con jamón cocido y salsa rosa. La elaboración es muy simple: corta en calabacín en rodajas finas para cocinarlo a la plancha. Después, tras untar las rebanadas de pan con un poco de aceite de oliva y tostarlas, extiende la salsa rosa y coloca las espinacas. Para terminar, añade el jamón cocido y las ruedas de calabacín y cierra el sándwich.

“Inculcar un estilo de vida saludable desde edades tempranas es fundamental para un correcto desarrollo y un mantenimiento de estos hábitos durante la etapa adulta. Hacerlo a través de la preparación de recetas con base vegetal en las que puedan participar los más pequeños es, sin duda, una buena opción”, recuerda la asesora culinaria de Florette.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies