Planeta Gastro edita «Crudo», de Anthony Bourdain

Es la continuación de «Confesiones de un chef», un clásico irremplazable en la literatura gastronómica. «Crudo» (Planeta Gastro. 19,95 euros) es un relato provocador y revelador que explora las dudosas prácticas de los restaurantes y la industria gastronómica. Bourdain se suicidó hace dos años y su muerte causó un gran impacto en el sector gastronómico mundial.

Después de que su clásico libro «Confesiones de un chef» alertara de los peligros que nos acechan cada vez que comemos fuera de casa, muchas fueron las cosas que cambiaron en la subcultura de los chefs y la restauración. A través de «Crudo», Anthony Bourdain xplora estos cambios saltando entre el pasado y el
presente, entre los orígenes del autor y el momento en el que escribe.

Fiel a su estilo, Bourdain no se muerde la lengua ni deja títere con cabeza: lo más granado de este
mundo atraviesa estas páginas, ganándose en el paseo el elogio sincero y la no menos sincera censura.
Bourdain descorre, con decisión y ganas, los velos que disturban nuestra percepción del mundo gastronómico y sus engolados habitantes. Y todo empieza con una misteriosa cumbre culinaria de aires mafiosos…
Anthony Bourdain (1956-2018) fue jefe de cocina, presentador de televisión y escritor. Formado en el Instituto Culinario de América, trabajó durante más de treinta años en el mundo de la restauración y fue jefe de cocina del restaurante neoyorquino Brasserie Les Halles.
Autor del bestsellers «Confesiones de un chef», de las novelas «Bone in the Throat» y «Gone Bamboo», así como de la biografía «Typhoid Mary: An Urban Historical», presentó durante años la serie documental «No Reservation» y, posteriormente, «Parts Unknown»¸ galardonadas con sendos Emmy. Fue, además, editor de su propio sello Ecco. Siempre se le consideró el “cocinero rebelde”, inconformista, casi una “estrella del rock” de la gastronomía. En 2017, Planeta Gastro publicó en español su libro «Appetites».
En junio de 2018, se suicidó, probablemente fruto de una depresión y su muerte causó una
gran conmoción en el mundo gastronómico.

Deja un comentario