Reportaje: El Gaitero cumple 130 años

La cuarta y quinta generación de esta empresa familiar asturiana reafirma sus valores de compromiso, tradición, innovación y pasión infinita por la tierra.

Texto: Armando Desantes. Fotos: Grupo El Gaitero

El Gaitero, emblema de la industria asturiana, cumple, a lo largo de 2020, 130 años, trece décadas que no hacen sino avalar el buen hacer de esta empresa familiar que revolucionó el mundo de la sidra allá por finales del siglo XIX y que, hoy en día, continúa siendo un referente del sector a nivel mundial, con presencia en una treintena de países de los cinco continentes. Con motivo de tal efemérides, la empresa de Villaviciosa ha reafirmado los valores que le han permitido llegar hasta aquí: compromiso, esfuerzo, pasión por la tierra, constancia, amor por la tradición y, a la vez, espíritu innovador.

La historia de lo que hoy es el Grupo El Gaitero (que factura 35 millones de euros al año y da empleo a dos centenares de personas) se remonta a las últimas décadas del siglo XIX, cuando tres familias decidieron unir sus esfuerzos en una iniciativa pionera en el concejo de Villaviciosa, en el Oriente del Principado de Asturias: la industrialización de la elaboración de la sidra, la bebida asturiana por excelencia. El 24 de mayo de 1890 se constituyó ante el notario de Villaviciosa la “Sociedad Regular Colectiva Valle, Ballina y Fernández” (conocida mundialmente a través de su marca Sidra El Gaitero), que 10 años después se convertiría en sociedad anónima.

De Asturias al mundo

Desde entonces, la Sidra El Gaitero ha llevado a Asturias por todo el mundo, superando con éxito crisis tan difíciles como las derivadas de las guerras, que originaron graves problemas tanto en las exportaciones como en el convulso mercado nacional. Siempre vinculada con proyectos de investigación y desarrollo de nuevos productos y puesta en marcha de nuevos equipos e instalaciones que, en muchos casos,  revolucionaron la forma de elaborar la sidra.

El Grupo El Gaitero de hoy está encabezado por dos generaciones de los Fernández fundadores, la cuarta y quinta, y, dentro del proceso de diversificación emprendido, la sidra sigue siendo la gran protagonista. Elabora sidras de todas las variedades que contempla la DOP Sidra de Asturias, por la que apostaron desde sus comienzos, con tres marcas acogidas a ella El Gaitero, Pomarina; y Valle, Ballina y Fernández; pero siempre han formado parte de su gama también otros derivados de la manzana como los dulces y el zumo y, como complemento, disponen de una línea de platos caseros preparados  y otra de turrones artesanos.

El espíritu innovador y las tendencias del mercado les han impulsado a crear otros originales productos, como, entre otros, la gama Gaitero Spanish Cider (100% Apple, Red Grape y SIN), para el público más joven o 1898, su selecta sidra de hielo que homenajea con su nombre a la bodega principal, terminada ese año.

            La vocación exportadora les ha llevado a crear productos adaptados a cada mercado como Chip, una bebida espumosa de diferentes sabores con base de zumo de manzana, ideal para países donde no se bebe alcohol; o los vinos espumosos Mon Basart, que triunfan en el Caribe.

Una bodega en Rioja

Para El Gaitero, tan apegados a la tierra, el vino es un bello y vivo reflejo del lugar en el que nace. Por eso son, desde hace un año y medio, propietarios únicos de una bodega situada en la Rioja Oriental: Real Agrado, donde se hacen vinos tan especiales como Canterabuey, el primer vino acogido a la nueva categoría de Viñedos Singulares creada por la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Y el Grupo lo completan empresas de distinta índole pero que  aplican la misma filosofía familiar y ese esfuerzo y cariño que ponen en absolutamente todo lo que hacen. Estas son Industrial Zarracina, Viñedos de Alfaro, Polysier, Gráficas Summa y Concentrados de Villaviciosa.

Comprometidos con la sociedad y con su entorno, el Grupo El Gaitero colabora con diferentes empresas, grupos, asociaciones, certámenes… que demuestran su implicación con la sociedad española  y con la cultura de Asturias y de la sidra.    De esta forma, apoyan diversas iniciativas para potenciar el deporte con colaboraciones o patrocinios (piragüismo, automovilismo, atletismo, vela…), así como la cultura asturiana. Todo ello sin olvidar la puesta en marcha y vinculación total con la Fundación José Cardín Fernández, cuyos objetivos se enmarcan en la apuesta por la historia y Patrimonio de Asturias, de su sidra y su manzana; y, por supuesto, del municipio de Villaviciosa.

Además, en cuanto tienen oportunidad, no dudan en apoyar todo tipo de causas que ayudan a mejorar la vida de las personas. Ejemplo de ello son las recientes donaciones de productos que han hecho con motivo de la pandemia provocada por el coronavirus a la Unidad Militar de Emergencias (UME), al Banco de Alimentos de Asturias y a Cruz Roja de Villaviciosa.

El Estado de Alarma y sus ramificaciones han impedido que Grupo El Gaitero haya podido empezar a celebrar sus 13 décadas de trayectoria pero ya nos anuncian que, a lo largo de los próximos meses, y cuando la situación se vaya normalizando, se pondrán en marcha las distintas acciones conmemorativas que estaban previstas para celebrar este aniversario.

———————————————————————————————————————————

“Mantendremos nuestra identidad como empresa familiar y familia empresaria”

Ricardo Cabeza, director general del Grupo El Gaitero y quinta generación de la familia propietaria, nos habla del presente y del futuro.

Desde el punto de vista de la innovación, ¿cuáles han sido los últimos lanzamientos de El Gaitero? ¿está previsto alguno nuevo en fechas próximas? En la actualidad estamos centrando nuestros esfuerzos en la mejora de los productos que tenemos. En sidras, estamos trabajando en productos pensados para públicos y momentos de consumo diferentes. El desarrollo de la sidra de hielo 1898 nos llevó muchos años. Es un producto delicado y sabíamos lo que queríamos obtener, hicimos pruebas con distintos métodos de elaboración y variedades de manzana. En nuestra casa tenemos por costumbre no sacar al mercado ningún producto del que no hayamos podido comprobar la evolución en el tiempo. Como ejemplo, la sidra natural El Gaitero, filtrada y estabilizada, con un proceso de filtrado relativamente sencillo, pero donde la dificultad está en lograr que se mantengan las cualidades organolépticas y conseguir que sea estable.  Ese fue el motivo por el cual gran parte de elaboradores abandonaron este tipo de producto.

-¿Qué representa para El Gaitero esa absoluta fidelidad a su origen como empresa familiar? ¿seguirá siendo la seña de identidad en el futuro? El carácter familiar de El Gaitero es lo que le ha permitido superar situaciones similares a la que estamos viviendo, con el respaldo de la familia y la visión a medio y largo plazo, en lugar de buscar el cortoplacismo. Pretendemos que siga siendo así. Todos los años tenemos acercamiento de grupos inversores interesados en invertir en la compañía, pero nuestra intención es mantener nuestra identidad como empresa familiar y familia empresaria. Esta fidelidad a nuestro origen, además, hace que permanezcamos en nuestro emplazamiento inicial, al lado de la Ria de Villaviciosa, que no es el mejor sitio para desarrollar una actividad como la nuestra. Como contrapartida, gozamos de un entorno maravilloso, mantenemos unas instalaciones que están catalogadas como Patrimonio Industrial, con una bodega histórica, única en el mundo en su sector y por la que pasan anualmente 60.000 personas.

-¿Cómo están dibujando la empresa del futuro? ¿qué prioridades forman parte del plan para los próximos años? Pretendemos mantener y fortalecer nuestro liderazgo en el sector de la sidra, además de demostrar nuestra experiencia en las nuevas categorías que se están creando. En España se está consolidando la categoría “cider”, como alternativa a la cerveza y momentos de consumo similares, en aperitivos y after work. Nosotros ya teníamos un producto desarrollado para el mercado internacional, donde están más familiarizados con este tipo de sidra y cuya calidad ha sido reconocida con números premios internacionales. Para el mercado español, hemos desarrollado una cider, fresca y ligera, adaptada a los gustos locales, pero el Covid-19 ha retrasado su lanzamiento. Ya en el ámbito del Grupo El Gaitero, una de nuestras prioridades es consolidar y potenciar los vinos Real Agrado. Y el comercio online es otro campo en el que estamos avanzando para vender y dar a conocer nuestros productos, especialmente las sidras distintas a las clásicas de Navidad y los platos cocinados, como la Fabada Gourmet con fabes de Denominación de Origen, ahora también en ración individual, o los chorizos a la sidra. En la tienda on-line también habrá la posibilidad de adquirir otros productos del Grupo, como son los vinos Real Agrado. Esperamos tener todo listo próximamente.

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies