Goshua: 60 años elaborando postres como los de antes

Desde el corazón de Navarra, esta empresa de origen familiar se distingue por la calidad, frescura y autenticidad de sus postres y yogures.

En 1960, el empeño del matrimonio Saralegui para tratar de elaborar una deliciosa cuajada y servirla adecuadamente se convirtió en el nacimiento de Goshua. Entonces, Victoriano y Lourdes no lo sabían, pero era el principio de una deliciosa historia que hoy cumple 60 años y que ha estado marcada por hitos dignos de ser conocidos y celebrados.

Hitos como la creación de la cuajada tradicional de oveja en un envase individual de barro o el desarrollo de una completa gama de postres y yogures elaborados con los tres tipos de leche: oveja, cabra y vaca tal como ahora las disfrutamos.

Seis décadas de un proyecto familiar que nació y creció en el valle navarro de Ultzama, lugar que le ha visto crecer y convencer a los paladares más exigentes. Y que, gracias al tesón y al trabajo de quienes ayer y hoy forman parte de Goshua, ha logrado mantenerse y evolucionar manteniéndose fieles a sus valores… como buenos navarros.

Dos emblemas: la cuajada y el arroz con leche

La leche fresca del Pirineo ha sido siempre la clave del sabor y la autenticidad de Goshua. Con una amplia gama de postres y yogures premium, la marca navarra tiene en la cuajada de leche de oveja y el arroz con leche sus postres más emblemáticos.

Elaborada con leche fresca de oveja del Pirineo, la cuajada Goshua se sirve en su icónico tarro de terracota. Natural, suave en su sabor y terso en su textura, cuenta con grandes propiedades nutricionales y es muy digestiva. Goshua ha alcanzado el liderazgo nacional de la cuajada de oveja, con un 46% de cuota de mercado que se traduce en más de 4 millones de tarros al año.

Junto a ella, otra receta de toda la vida es la que se sitúa en lo más alto. El arroz con leche, que hace unos meses presentó su receta mejorada, es un referente premium en el mercado. En su elaboración se emplea leche fresca de vaca y una nueva variedad de arroz redondo que tiene como resultado un postre perfectamente ligado, suave y con los matices inconfundibles que le otorgan el limón y la canela.

Hoy por hoy, ambos postres cuentan con su versión 0% para aquellos que quieren cuidarse sin renunciar a la calidad, el sabor y la textura que ofrecen estas recetas.

El tarro se viste de gala

El tarro, de terracota o de vidrio, siempre ha sido un símbolo para Goshua. Tradicional y sostenible, forma parte de su filosofía desde el principio de los tiempos. Más que un recipiente, es la mejor manera de conservar intactos el aroma, el sabor y la textura de cada una de sus recetas. Además, forma parte de la experiencia de disfrutar de un momento dulce que no deja nada al azar.

Por eso, el tarro es protagonista de este 60 aniversario. Goshua ha escogido los cinco postres que presenta en tarro de barro y los ha vestido para la ocasión. La cuajada, el arroz con leche, las natillas de huevo y vainilla, las natillas de huevo y caramelo y la crema de chocolate belga estrenan packaging con un atractivo diseño que pone en valor las seis décadas de dedicación que se esconden en cada uno de los tarros.

Más allá del simbolismo, los postres seleccionados incluyen premios en su interior, para agradecer a los consumidores su confianza a lo largo del tiempo. Más información: www.goshua.com

El Club del Postre

En la primavera de 2019, Goshua puso en marcha El Club del Postre. Una iniciativa que, articulada en torno a una plataforma digital, promovía un movimiento con un punto de unión: la pasión por el postre.

A lo largo de los meses, este lugar de encuentro ha captado a cientos de personas que han tenido la oportunidad de disfrutar, en exclusiva, de showcookings presenciales en Pamplona, Bilbao y Madrid. Además, los miembros del club han tenido y tienen acceso a recetas, contenidos y promociones que el equipo de Goshua prepara con mimo para hacer las delicias de quienes comparten su amor por los dulces bocados.

Más información: https://goshua.com/el-club-del-postre

 

Deja una respuesta