San Cobate: Un proyecto vitivinícola ambicioso en la Ribera del Duero

La finca de San Cobate se encuentra situada en la Ribera del Duero, en el triángulo de oro formado por Gumiel de Mercado, La Horra y La Aguilera. Su nombre procede del monasterio benedictino que se instaló a mediados del siglo XI en las inmediaciones de esta finca, unas parcelas privilegiadas para el viñedo, con una diversidad de suelos extraordinaria y diferentes orientaciones lo que permite la elaboración de vinos únicos de excelente calidad. San Cobate 2017 y San Cucufate Monasterio 2106 son las primeras muestras enológicas de este ambicioso proyecto, vinculado con el grupo hostelero Vamuca y con el empresario Antonio Vázquez. En la imagen, los espectaculares bancales de la finca.
Las actuales viñas de San Cobate eran en el siglo XI las tierras de cultivo del monasterio en el que las que los monjes benedictinos plantaron una amplia variedad de árboles frutales, plantas aromáticas y viñedos, así como su propia huerta. En torno al monasterio fue asentándose una pequeña población que constituyó en su día el pueblo de Monzón, cuya actual ermita – la cual preside la entrada a la finca – fue construida con las piedras del monasterio cuando los monjes decidieron trasladarse a Santo Domingo de Silos.

San Cobate está considerado como uno de los viñedos más singulares y mágicos de la Ribera del Duero. Con una superficie de 80 hectáreas de viñedo de una edad media de 40 años, la finca está rodeada de monte bajo, diferentes plantas aromáticas, encinas y pinos. A una altitud que va desde los 830 metros hasta los 900 metros y con parcelas que tienen diferentes orientaciones lo que permite también una variabilidad en la expresión de la uva en muy poco espacio de terreno.

Pero lo que convierte en único este paraje son sus diferentes tipos de suelo. En la parte más baja y llana predomina un suelo arcilloso limoso, con un poco de arena, que ofrece unos vinos con aromas muy limpios que definen muy bien la variedad Tempranillo, la uva clásica de la Ribera del Duero. Según vamos alcanzando más altura, la mezcla de arcilla limosa se va mezclando con caliza, hasta llegar a la parte alta, que es tierra de piedra caliza, turba y arena. Estos terrenos calcáreos acentúan la calidad del vino con notas más elegantes, mayor longevidad, mayor finura y sabores mucho más complejos.  Es una finca con un suelo de excelente estructura, porosidad y drenaje.

Un ilusionante proyecto sostenible

Antonio Vázquez Muñoz-Calero, el consejero delegado de la bodega y del Grupo Vamuca, ha emprendido desde 2016 un ilusionante proyecto en San Cobate con el objetivo de elaborar vinos que respeten al máximo la personalidad de sus viñedos, sus diferentes suelos, la variedad de la uva –la Tinto Fino o Tempranillo- y un discreto uso de la madera de sus barricas para que la fruta sea la protagonista de esos vinos.

Convencido del respeto por la tierra, la naturaleza y el clima de la región, Antonio Vázquez, con el apoyo incondicional de su familia, ha decidido impulsar los valores que deben distinguir el futuro de la bodega: esfuerzo, dedicación, honestidad, paciencia y rigor. Con esos objetivos, ha recuperado los viñedos, ha clasificado la finca en cuatro parcelas muy bien diferenciadas, ha creado bancales de plantas al estilo del “Douro” portugués, y está recuperando las formas tradicionales de la elaboración de vinos con el máximo respeto por la uva de la región.

Junto a Antonio Vázquez, hay otros dos grandes protagonistas del proyecto de San Covate. Se trata de César Román, director Comercial y de Exportación, y de Iñaki Otegi,director técnico y de Desarrollo de Proyectos.Román ha desarrollado su actividad principalmente fuera de nuestras fronteras con una amplia trayectoria en el comercio de grandes vinos del mundo, así como una importante vinculación a la alta gastronomía nacional e internacional como sommelier para Joel Robuchon y Comme Chez Soi. Por su parte, Otegi es Ingeniero Químico y Máster en Viticultura y Enología en Agrónomos (Madrid), así como Fundador y propietario de Malus Mama.

Aquí las características de los dos primeros vinos que el proyecto de San Cobate lanza al mercado:

SAN COBATE 2017

Viñedo

Situado en Gumiel del Mercado (Burgos) a 830 metros de altitud la zona baja de la finca y a 910 metros la zona alta. Procedente del ensamblaje de cuatro zonas completamente distintas y muy interesantes por la diferenciación que tienen entre sí. Una ladera que mira a sur, con suelo arcilloso-calcáreo, otra zona completamente contraria, laderas que miran a norte, que produce maduraciones más lentas. La zona más alta, con una altitud mayor a los 900 metros, de suelo muy calizo y pedregoso y por último los bancales, en los que en pocos metros cambia la orientación, cambia la composición del suelo, cambian completamente las condiciones de la planta y le hace una zona muy interesante porque tiene una variabilidad muy grande

Vendimia

Manual en cajas de 15 kg. Selección en viñedo de racimos. Año climatológico 2017 A un invierno de temperaturas suaves, con muy pocas precipitaciones, le siguió en abril un episodio de muy fuertes heladas que afectó a parte de nuestros viñedos. La viña fue poco a poco recuperándose con las buenas temperaturas de mayo y junio, que hicieron que tuviésemos una floración óptima, que se tradujo en que la viña alcanzara el vigor y crecimiento de forma equilibrada. Los rendimientos finalmente fueron algo menores, consecuencia de las heladas, pero la producción fue de una gran calidad, manteniendo el viñedo un estado sanitario perfecto hasta el periodo de vendimias. Variedad de Uva Tinto Fino

Vinificación y Crianza

Se elabora llevando a cabo una cuidada selección de los racimos en viñedo previa al despalillado y un suave estrujado de las uvas, para iniciar así la fermentación alcohólica en depósitos de cemento con remontados diarios y continuar con los procesos de fermentación maloláctica en estos mismos depósitos. Se trata de obtener mostos con un carácter singular, para posteriormente iniciar la crianza en barricas de varios usos y continuar su envejecimiento en depósitos de madera de mayor volumen buscando conseguir una evolución sutil y respetuosa con la variedad. Esta añada 2017 se embotelló tras una filtración muy ligera.

SAN CUCUFATE MONASTERIO 2016

Viñedo
Situado en Gumiel del Mercado (Burgos) a más de 860 metros de altitud. Ladera de exposición sur (1,6 has) , con la orientación de plantación norte-sur. Es un viñedo rodeado y protegido por robles y vegetación local. El suelo es arcilloso calcáreo, muy pobre debido a la erosión por la pendiente, y en la zona más
elevada aflora la roca madre caliza.
Vendimia
Manual en cajas de 15 kg. Selección en viñedo de racimos. En el año climatológico 2016, las precipitaciones muy elevadas que sucedieron en invieno y unas temperaturas no especialmente duras junto con una privamera con dos ciclos muy diferenciados, el primero con presencia alta de lluvias y el segundo con ausencia de ellas, marcaron un ciclo vegetativo largo. Los días calurosos y soleados de septiembre, con temperaturas superiores a lo habitual, hicieron una excepcional maduración fenólica. La vendimia se realizó el 12 de Octubre. La uva llegó a la bodega en impecables condiciones sanitarias, equilibrada en grado alcohólico, acidez y con una alta intensidad colorante, parámetros indispensables para elaborar vinos de guarda. Variedad de Uva: Tinto Fino
Vinificación y Crianza
La elaboración se realiza llevando a cabo una meticulosa seleccion de los racimos en viñedo, en bodega se despalillan y se da un suave uvas, manteniendo una pequeña parte de los racimos enteros para iniciar así la fermentación alcohólica en depósitos de cemento con remontados diarios. La fermentación maloláctica se hace en esos mismos depósitos. El objetivo es obtener vinos de gran expresión varietal que posteriormente inician una crianza en barricas de varios usos y finalmente envejecen en depósitos de madera de mayor volumen buscando conseguir una crianza pausada que nos ofrezca un vino amplio, potente e
intenso . Se embotelló el 21 de Mayo de 2019.

 

Deja un comentario