Frinsa da el salto internacional y abre su primera tienda en París

Frinsa lleva a la capital francesa su gama Gourmet de pescado y marisco, sus productos premium de Proteína Natural y las conservas de las marcas portuguesas del grupo, Minerva y Góndola.

Frinsa, uno de los mayores fabricantes europeos de túnidos y mariscos en conserva, ha dado un paso más con la apertura de su nueva tienda «La Conservera”. En esta ocasión, finaliza el año traspasando fronteras e inaugurando un establecimiento fuera de España, concretamente en París. Con esta nueva apertura, Frinsa cuenta con 12 establecimientos y se suma a la lista de las tiendas situadas en España formada por Madrid, Valencia, Bilbao, Alicante, Murcia, Vitoria, Málaga y Galicia.

La tienda “La Conservera” se encuentra en la elegante y tranquila localidad de Saint Germain en Laye, al oeste de París. Está situada en la Rue du Vieil Abreuvoir, una localización excelente al ser una de sus calles principales.

Los visitantes pueden encontrar todo el surtido de Frinsa. En primer lugar, podrán adquirir todos los productos tradicionales de la marca, una gama Gourmet de máxima calidad con productos como mariscos de las Rías Gallegas, ventresca, pulpo, merluza o bacalao entre otros. También estará disponible su gama premium Proteína Natural, la línea de productos más healthy y natural de conservas de pescado y carne.

Productos de Minerva y Góndola

Como novedad, Frinsa oferta en su nueva tienda productos de Minerva y Góndola, marcas portuguesas que también pertenecen al grupo y que elaboran productos como conservas de pescado, destacando anchoas, sardinas o atún.

Todos estos productos también pueden comprarse como parte de estuches y packs, siendo ésta una solución perfecta para regalar o llevar de recuerdo tras una visita en la localidad parisina.

Con sede central en Ribeira (A Coruña), el principal objetivo de la compañía es la producción de conservas de máxima calidad, focalizando esfuerzos en dar respuesta a las expectativas de los clientes de un modo sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Por ello, dispone en sus fábricas de conservas de las más importantes certificaciones en materia de calidad, seguridad alimentaria y sostenibilidad de los recursos pesqueros.

Dentro del conglomerado, Frinsa se posiciona como la marca premium y ofrece un exclusivo surtido de productos de máxima calidad, con una imagen contemporánea e inconfundible como son los Mariscos de las Rías Gallegas, Ventresca y Bonito del Norte procedente de la Costera del Cantábrico, pulpo o bacalao, entre otros. Además, comercializa la gama premium Proteína Natural, su propuesta más saludable: conservas de pescado y carne elaboradas mediante un proceso exclusivo de enlatado en crudo de atún claro, bonito del Norte, salmón, merluza, pechuga de pollo y pechuga de pavo.

 

Deja un comentario