La Mentira: Un local canalla para los jóvenes foodies de Madrid

El Grupo Mentidero siempre ha destacado en Madrid por su pasión por la gastronomía y sus ganas de aportar nuevas experiencias. Lo encabezan Lara Alonso del Cid y Borja Anabitarte, un matrimonio que no se arredra antes las dificultades. Ahora sorprenden, en tiempos complejos, con esta nueva apertura, La Mentira (entrada por Zurbano, 17 y bajada al sótano. Madrid), un cuidado escenario decorado por Chesu Puente, con el toque «canalla» de los lugares clandestinos de los años 20, del «oír, ver y callar» con el que nos recibe a su entrada. A partir de este envoltorio, con taquitos, baos, hamburguesas, ceviches y «dyozas» buscan seducir a los jóvenes foodies de Madrid, amantes de los nuevos formatos y de la fusión gastronómica. Bienvenidas las refrescantes aperturas en plena pandemia.

Pimienos de Padrón, chicharrón de queso y aguacate con salsa de tomates al carbón, alias «La Pesadilla» (9,50 euros), tortillas fritas con salsa picantona de tomatillos verdes y huevo a baja temperatura, alias “El Nido” (11,50€); taquito de cordero e ibérico de Jabugo con especias marroquíes y mediterráneas con Lemongrass, alias “El Corderito” (14,00€); bao de chipirones a la andaluza con mahonesa vittelo, alias “El Salao” (7,50€); o hamburguesa de solomillo de cerdo ibérico y de ternera con bacon y cheddar, cebolla caramelizada y salsa al estilo Pelayo, alias “La Pelayos” (9,50€) son algunos de los protagonistas de esta saga gastronómica, pícara y adictiva, que se completan con postres como la tarta de limón o la tarta horneada de queso. Además de una original carta de vinos, que incluye referencias del Marco de Jerez, el noble y vil arte de la coctelería también es uno de los atractivos de la propuesta.

Los felices 20 

Todo ello en un nuevo espacio gastronómico con ambiente clandestino y cosmopolita, diseñado por la decoradora Chesu Puente, y realizado por el equipo Project Work de Pedro Temprano, que está inspirado en ¡los Felices 20! Con reminiscencias a una época de prohibiciones y censuras de cara a la galería que sólo se infringían, con excesos y exaltación, en locales clandestinos. Lugares en los que la máxima es ver, oír y callar, porque nunca sabes lo que iba a pasar…los primates de la entrada así nos lo sugieren,

Con todas las medidas de seguridad, reservados privados, terraza ambientada (situada en Almagro, 20), La Mentira, inaugurado a finales de 2020, abre a mediodía de martes a domingo con horario ininterrumpido.

 

Deja una respuesta