Candeli: Valls en Madrid con las Jornadas del Calçot

Candeli (Ponzano, 47) es, una vez más, la sucursal de Valls en pleno Madrid. Las ya habituales jornadas del calçot en Candeli regresan como un soplo de aire fresco en Madrid. El restaurante de Paco y Alberto Rivera ofrece desde ya, y hasta fin de temporada, un Menú Calçots (40 euros por persona), que nada tiene que envidiar a los de las masías de Valls, con un vino de bodega histórica recomendado: Condado de Haza crianza 2018.

El restaurante Candeli (Ponzano, 47, Madrid) vuelve a confiar en el producto de temporada como protagonista de su oferta gastronómica. Por ello, el calçot, en plena estacionalidad, regresa como protagonista de unas jornadas de invierno, a través de un menú que emula las propuestas de las masías de la localidad tarraconense de Valls y de otros puntos de Cataluña.

El menú propuesto por Candeli, además de los calçots llegados directamente de Valls, donde se halla la Indicación Geográfica Protegida, incluye pa amb tomàquet, calçots con romesco, brandada de bacalao gratinada, chuletitas de lechal al carbón y la clásica butifarra con mongetes (judías blancas) y, para finalizar, una crema catalana. El precio es de 40 euros por persona.

¿Quieres saber más del calçot? Este ingrediente tan característico de la cocina catalana es, en origen, una cebolla dulce que se planta de tal manera que busca la luz y con ello, la cebolla se estira hasta conseguir su característica forma alargada. Tomado con romesco, una salsa a base de tomate asado, ñora, almendras y avellanas, resulta un bocado tan apreciado que ha cruzado las fronteras de su Cataluña original.

Candeli y la despensa nacional

La obsesión por la cocina española procedente de todos los puntos del país, y del origen reconocido de sus productos, dan como resultado que el resto de platos del menú (y de la carta habitual) se elaboren con lo mejor de la despensa nacional. No en vano las chuletitas de lechal proceden de Ávila, la butifarra fresca es artesana y elaborada por un cocinero madrileño bajo la estricta receta de las mejores butifarras catalanas y las mongetes vienen de la huerta navarra.

Los platos son perfectamente ejecutados por el cocinero Víctor Martínez, un devoto del buen producto y maestro en el tratamiento de pescados, mariscos y platos de cuchara. La parrilla tampoco le es ajena y en ella logra la sublimación de la excelente materia prima que se trabaja en Candeli.

En Candeli la bodega está muy bien seleccionada, algo normal cuando los propietarios son dos sumilleres.  En cualquier caso, para el menú calçots, Paco y Alberto Rivera recomiendan un vino de una casa histórica, Condado de Haza crianza 2018, DO Ribera del Duero, al precio de 23,50 euros.

Para mayor comodidad del público, Candeli cuenta con tres espacios diferenciados: una entrada con mesas altas y con carta de tapeo, un comedor continuo con mesas bajas y ambiente distendido, y una sala ‘escondida’, elegante y confortable.

 

Deja un comentario