Dos nuevas almazaras castellano-manchegas se unen a la DOP Montes de Toledo

Se trata de la Dehesa El Molinillo (Nortia Agricultural), de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real) y Zarfe, S.L, de Hontanar (Toledo). En la imagen, la aceituna Cornicabra, variedad autorizada por la Denominación de Origen Protegida.

La Fundación Montes de Toledo ha incorporado a dos nuevas empresas dentro de su Denominación de Origen Protegida. Se trata de Nortia Agricultural, de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real), y Zarfe, de Hontanar (Toledo), que se suman así a las 30 almazaras y envasadoras que ya suministraban Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) variedad Cornicabra con esta certificación dentro de las provincias de Toledo y Ciudad Real.

Nortia Agricultural, S.A.U. cuenta con su propia almazara, envasadora  y olivares en la Dehesa El Molinillo y envasará bajo el amparo de la DOP Montes de Toledo las marcas “El Molinillo” y “Navalices”. Por su parte, Zarfe, S.L. tiene también su propia almazara, envasadora y olivares en la Finca El Gualí, y envasará sus aceites amparados por esta DOP con la marca “Tresces”.

Ambas empresas han conseguido la certificación para sus AOVE’s tras superar el proceso de certificación, que incluye auditoría de instalaciones y procesos junto con el análisis de muestras tomadas en el transcurso de las mismas y la cata llevada a cabo por el laboratorio de análisis sensorial de la Fundación Montes de Toledo.

Laboratorio de análisis

El nuevo patronato de la fundación, que aceptó el cargo en septiembre pasado, se fijó entre sus prioridades la ampliación del número de empresas registradas en esta Denominación de Origen Protegida, de forma que alcance la dimensión óptima para poder acometer el cada vez más ambicioso programa de promoción de los exclusivos aceites de la variedad Cornicabra producidos en la zona.

Con estas nuevas incorporaciones queda patente el creciente interés que despierta la Denominación de Origen Protegida Montes de Toledo entre los operadores que aún no se encuentran inscritos en sus registros, dado el posicionamiento cada vez mayor entre los consumidores de los productos amparados por esta pujante figura de calidad; lo que ha llevado a que en los últimos tiempos se hayan recibido numerosas solicitudes de información sobre el proceso a seguir para lograr la preciada certificación que permite colocar en las botellas de Aceite de Oliva Virgen Extra la contraetiqueta numerada que garantiza su origen, trazabilidad y calidad.

Para refrendar la calidad sensorial de sus AOVEs, la Fundación CRDO Montes de Toledo cuenta con un laboratorio de análisis organoléptico moderno y funcional, que goza de gran prestigio a nivel mundial. Está compuesto por una veintena de catadores profesionales, cuenta con la acreditación de ENAC y el reconocimiento del Consejo Oleícola Internacional, además de estar autorizado por el Ministerio de Agricultura y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para la realización del control oficial. Este laboratorio también ofrece servicio a empresas externas, que pueden encontrar la información necesaria en este enlace: www.domontesdetoledo.com/panel-de-cata/.

Deja un comentario