Miel Muria certifica la primera miel proveniente de bosques sostenibles

PEFC es el sistema de certificación forestal más implantado en el mundo. Su principal objetivo es asegurar que los bosques sean gestionados de manera responsable, y que su multitud de funciones estén protegidas para las generaciones presentes y futuras. En la imagen, Juan Luis Abián Perruca, Presidente de PEFC España, hace entrega del certificado PEFC al presidente de Miel Muria, Rafael Muria Martí.

 

La visión empresarial de la empresa Muria encara diversas acciones para mantener la biodiversidad, yendo más allá de cuidar las abejas, promoviendo la polinización y produciendo un impacto ambiental beneficioso para el planeta. Durante este último año, ha trabajado de la mano de PEFC Cataluña para certificar la primera miel proveniente de bosques certificados en Gestión Forestal Sostenible de Europa y la primera que se exporta a todo el mundo.

El equipo de PEFC Cataluña se ha desplazado hasta las dependencias de Miel Muria para hacer la entrega del Certificado PEFC en Cadena de Custodia que garantiza una miel de montaña proveniente de bosques bien gestionados que respetan el medio ambiente y la biodiversidad.

La Asociación Catalana Promotora de la Certificació Forestal, PEFC Cataluña, surgió en el año 2001, promovida por 19 entidades vinculadas al mundo forestal, integrada por propietarios forestales (públicos y privados), industrias de transformación de la madera y otros sectores como: consumidores, entidades conservacionistas, profesionales, universitarios, etc.

El 20 por 100 del bosque catalán

Después de cerca de 20 años trabajando por la buena gestión forestal, la asociación ha conseguido que 265.476 ha de bosques de propietarios forestales privados y públicos (un 20% de la superficie arbolada -bosque- de Cataluña) estén certificadas PEFC, y que 185 empresas transformadoras y comercializadoras en Cataluña tengan certificada su Cadena de Custodia por el sistema PEFC.

SAT Ltda. Apícola El Perelló, los apicultores de El Perelló (Tarragona) de la familia Muria, que cuidan las abejas desde 1810, se dedican a comercializar mieles de diversas variedades, con presencia en el Canal Horeca, provenientes de bosques gestionados de manera sostenible, ofreciendo soluciones adaptadas para los diferentes mercados.

Esta empresa familiar ha unido el saber hacer de sus antepasados, el respeto por la conservación de la calidad agroambiental de las montañas mediterráneas y la tecnología más avanzada para crear una gama de productos apícolas de altísima calidad, proyectándose a nivel internacional.

Convenio para el uso del logotipo 

Durante el acto el presidente de PEFC Cataluña, Josep Maria Vila de Abadal, y el presidente de PEFC España, Juan Luis Abián Peluca han hecho entrega del certificado PEFC a Rafael Muria Martí, presidente de Miel Muria y han firmado el convenio para la licencia de uso del Logotipo PEFC, por lo que la empresa podrá utilizar el sello PEFC como garantía de origen sostenible de la miel, dándole así un reconocimiento mundial.

“El proceso de certificación ha sido fácil y lógico, ya que nosotros ya contábamos con procesos internos para garantizar la trazabilidad de la miel», afirma Rafael Muria, Presidente de Miel Muria. Pedro González, director de Certificación de Compliance y Sostenibilidad de la entidad de certificación Bureau Veritas afirma que «desde Bureau Veritas, siempre hemos apostado por poner en valor todos los productos forestales mediante el certificación PEFC, incluidos los no madereros. El aprovechamiento responsable y respetuoso de todos los productos que nos ofrecen los bosques favorece su sostenibilidad económica y retroalimenta la mejora de su gestión».

Josep Maria Vila afirma que “los forestales y los apicultores hemos iniciado este viaje juntos para dar valor a los bosques más allá de la madera y para garantizar su continuidad y su conservación”.

El Presidente de PEFC España, Juan Luis Abian Perruca celebra “el gran paso que supone tener la primera miel  certificada PEFC que se exportará a todo el mundo y que se suma a otros productos forestales no madereros certificados como los piñones, la castaña del Bierzo o el jamón de bellota de alta gama criado en las dehesas andaluzas“.

Deja un comentario