Sotheby’s subasta un pasaporte de Primum Familiae Vini y una caja de 12 vinos excepcionales

El comprador podrá visitar las doce Bodegas Familiares, productoras de algunos de los mejores vinos de Europa, entre ellas Familia Torres y Vega Sicilia, y ser recibido por miembros de cada familia.

Este mes de marzo, los coleccionistas de vinos que anhelan viajar y disfrutar al mismo tiempo de su pasión tendrán una oportunidad extraordinaria en Sotheby’s. Para los entendidos, el acrónimo PFV conlleva un prestigio que no necesita presentación. Primum Familiae Vini, una asociación internacional creada en 1992 que reúne a algunas de las familias productoras de los mejores vinos de Francia, Alemania, Italia, Portugal y España, representa a los grandes nombres del vino que siguen siendo propiedades familiares. Todos los años, cada una de las familias de la PFV selecciona una de sus mejores añadas para producir solo 12 cajas de edición limitada, numeradas individualmente. Sotheby’s ofrecerá la caja número 1 de las 12 de este año. Lo que distingue a caja de colección número 1 de las otras cajas de edición limitada 2020 es la incorporación del pasaporte exclusivo Primum Familiae Vini. Con pujas que comienzan en 30 000 £, este lote único y muy especial abre la venta en línea de vinos de Sotheby’s, que se celebrará hasta el 29 de marzo.

Pasaporte PFV

El Pasaporte PFV es realmente una de las experiencias más extraordinarias en el mundo del vino. Ofrece al comprador la oportunidad de realizar una única visita a cada uno de los 12 miembros de la PFV, los cuales se comprometen a que el ganador de la subasta sea acogido (con hasta tres familiares o amigos) por un miembro de la familia, para una comida o cena en sus respectivas fincas. El pasaporte no tendrá fecha de caducidad. Por tanto, estas experiencias se pueden canjear en cualquier momento en el futuro – ya sea una excursión privada en el espectacular Grand Chai (Gran sala de barricas) del Château Mouton Rothschild en Burdeos, las grandes casas de vino de Oporto en el Valle del Duero, un viñedo bañado por el sol en la Toscana o una bodega legendaria en la Champaña.
Jamie Ritchie, director mundial de Sotheby’s Wine, comenta: “Cada botella está destinada a convertirse en leyenda en su región. Las doce cajas representan la primera y única ocasión en que estas grandes añadas estarán disponibles juntas. Esta caja, la número 1 de la edición, servirá de inspiración y de memoria colectiva de una visita a cada finca, donde usted es acogido por un miembro de la familia. Las personas detrás de los vinos definen los vinos que producen. La oportunidad de conocer a doce productores emblemáticos, a su propio ritmo, es un sueño que puede hacerse realidad, pero solo para el ganador de la subasta. En 2020 no se expidió ningún pasaporte, y el número máximo ofrecido en cualquier otro año es de solo uno o dos. La caja que ofrecemos es una de las pocas que jamás se ha puesto a disposición con este extraordinario premio adicional”.

Compromiso muy profundo con cada proyecto

Paul Symington, portavoz de la PFV, añade: “Nuestras doce familias son multigeneracionales y todos tenemos un compromiso profundo y muy personal con nuestros viñedos, con nuestros vinos y con la continuidad de nuestro proyecto familiar. Nos reunimos con frecuencia para compartir nuestras experiencias y nos asegurarnos de que nuestros hijos crezcan apreciando nuestras respectivas regiones vinícolas. En esta caja de edición limitada, encontrará uno de los mejores vinos que cada uno de nosotros ha producido en los últimos años, y hemos firmado cada botella. Estaremos encantados de compartir una buena botella de vino durante una comida o una cena con el ganador de la subasta en cada una de nuestras bodegas a su debido tiempo”.
George Lacey, director de ventas en subasta, Reino Unido, Sotheby’s Wine, señala: “Estoy encantado de haber podido colaborar estrechamente con el equipo de Primum Familiae Vini para sacar a subasta este lote especial en el marco de mi primera venta con Sotheby’s. El profundo compromiso de PFV con los valores familiares y con la continuidad en la elaboración de vinos excepcionales en sus respectivas regiones les ha convertido en referencias en el mundo del vino. El ganador de la subasta disfrutará en primera persona de este gran privilegio con el Pasaporte PFV, que proporciona una de las experiencias vinícolas más exclusivas jamás ofrecidas”.

Una herencia única en el mundo del vino 
Los 12 miembros de la PFV, una organización con una herencia única en el mundo del vino, muestran un fuerte compromiso con la continuidad de los productores de vinos familiares e independientes. La asociación se compone actualmente de 12 familias: Marchesi Antinori; Baron Philippe de Rothschild (Mouton); Joseph Drouhin; Egon Müller Scharzhof; Famille Hugel; Champagne Pol Roger; Famille Perrin; Symington Family Estates; Tenuta San Guido (Sassicaia); Familia Torres; Vega Sicilia y Domaine Clarence Dillon.

Deja un comentario