Grupo Consorcio consolida diez años de liderazgo en anchoa y bonito

La compañía cántabra cierra 2020 con un balance de año “muy bueno” en el sector nacional, con un importante crecimiento en anchoa, bonito y atún. Ha conseguido cumplir con los objetivos que se habían establecido, incluso a pesar de la pandemia, y ahora no pierde de vista 2021, donde prevé seguir con la ligera mejora en su crecimiento.

A pesar de ser uno de los años más complicados para el mercado debido a la pandemia mundial, Grupo Consorcio se consolida por décimo año consecutivo como líder en el mercado nacional de anchoa y bonito. La experiencia de la conservera, creada en 1950, y con más de 70 años de recorrido, le convierte en una de las elecciones favoritas del consumidor.

En la empresa cántabra, afincada en Santoña, cuidan la tradición y mantienen sus métodos artesanos en cada fase de producción, una exigencia que les ha valido la confianza del consumidor un año más, pues ha cerrado 2020 con un balance económico muy positivo, incluso de importante crecimiento con respecto al ejercicio anterior. Las cifras del negocio en 2020 ascienden a 78.334 millones de euros, cantidad superior a la del 2019, año que cerró con 73.113 millones de euros. Más de la mitad, 42.448 millones de euros, se generaron en España. En este sentido, Ignacio Corral, director general de Grupo Consorcio, valora positivamente el cierre del ciclo y apunta que “a pesar de la pandemia, la situación de incertidumbre y de lo que nos ha afectado el cierre de la hostelería ha sido un año muy bueno para la empresa en el mercado nacional”.

El mimo, el cuidado y el respeto por el producto, que recuerda a los inicios de la conservera, son las claves del trabajo en la compañía, una combinación que les mantiene líderes en el ámbito nacional. “Ha habido un crecimiento importante de la anchoa, el bonito y el atún, que nos ha beneficiado, y además hemos ganado cuota”, ahonda Corral.

Y es que en el caso de la anchoa la cuota de valor se ha incrementado en un 2,3%, la del bonito en un 1,1% y en un 2% en el caso del atún en su formato de tarro. Así Grupo Consorcio se mantiene por encima de lo conseguido el año pasado en la venta de anchoa con una cuota en valor de 12,5 en 2020. Lo que se traduce en 375.431 kilos en el mercado con 14.348.120 de euros de ventas. Igual ha pasado con el bonito, donde las cifras se incrementan hasta alcanzar una cuota en valor del 14,7. Con unas ventas de 1.195.730 kilos y 18.727.470 euros.

Éxito de la marca propia

Grupo Consorcio hace tiempo que decidió apostar por su marca, con campañas específicas de comunicación, que en 2020 se han traducido en la realización de su primera campaña nacional de televisión. Una decisión de la que ahora se ven los buenos resultados, pues los datos de 2020 evidencian la confianza del consumidor hacia esta marca propia, con 44.929 millones de euros, frente a los 33.405 millones de euros obtenidos por el distribuidor.

Italia también crece

Los orígenes de Grupo Consorcio se remontan a los salatoris italianos que llegaron a las costas de Santoña, quienes dejaron el legado sobre el que se asienta la actual empresa, una compañía internacional y con una fuerte presencia en Italia, donde este año la venta ha crecido por encima del doble dígito. “Ha sido muy importante la introducción de nuevas referencias como la anchoa del Cantábrico Premium y otras de la gama BIO, así como el propio crecimiento del atún”, expresa Ignacio Corral, al tiempo que añade con entusiasmo que “estamos realmente satisfechos, especialmente con la anchoa que ha tenido un crecimiento muy grande”.

En el resto del mercado internacional “hemos sufrido por los cierres como consecuencia de la pandemia, especialmente en las ventas de los clientes de food service extranjeros y también con el impacto de la pandemia en la disponibilidad de la gente, sobre todo en Perú”, reflexiona Ignacio Corral. Aunque afirma que “a pesar de todo, hemos sido capaces de lograr nuestros objetivos y nos hemos mantenido”.

Ventas por Internet

También este año se ha producido un aumento muy significativo de las ventas en Internet, a través del canal Ecommerce, un canal estratégico para la compañía en el que ha trabajado arduamente este año, pues se trata de una apuesta clara de futuro. En febrero Grupo Consorcio actualizó su tienda online, más atractiva, con muchos más contenidos y una mayor usabilidad, al mismo tiempo que inició una campaña activa en Redes Sociales, dos movimientos que, sumados a la nueva normalidad, han tenido como resultado un aumento de ventas online, incrementando en un 104,70% los ingresos de este tipo de venta.

Lanzamiento de la línea ECO

Este año, Grupo Consorcio ha hecho una de sus grandes apuestas con el lanzamiento de la línea ECO, las nuevas conservas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente de la conservera cántabra. La compañía, firme en su compromiso por el desarrollo sostenible, ha lanzado esta nueva gama totalmente sostenible, que cuenta con el reconocimiento del sello azul de MSC (Marine Stewardship Council, la certificación de pesca sostenible más exigente del mundo).  Esta certificación garantiza que el pez ha sido capturado cumpliendo con los criterios de pesca responsable y respetuosa con el medioambiente, y que, además, es completamente trazable hasta su origen. Además de aceite ecológico y packaging libre de plásticos.

Esta nueva línea ECO forma parte del plan actual de la empresa, que desde hace tiempo cree en la incorporación de la sostenibilidad en el completo de su estrategia como un factor de competitividad y responsabilidad en el contexto actual. Tanto es así que su trabajo se encamina en la ejecución de una actividad cada vez más consciente y responsable en el conjunto de procesos que desarrolla.

Compromiso solidario 

El complicado momento que arrastra la sociedad desde el año pasado ha llevado a Grupo Consorcio a sumarse al compromiso social con diferentes acciones solidarias a lo largo de los meses, donando 103.437,66 euros en alimentos, que se repartieron entre el Ayuntamiento de Santoña, Banco de Alimentos de Cantabria y la ONG Nuevo Futuro. Este no ha sido el único gesto solidario de la conservera, pues también ha entregado numerosos EPIS al Ayuntamiento de Santoña, en concreto, 90.000 guantes, 2.000 cofias, 1.100 buzos, 1.500 mascarillas, 1.200 delantales y 400 batas.

Además, también ha creado el programa Con Nuestros Mayores, en el que reunieron a un grupo de voluntarios para atender telefónicamente a las personas mayores que han vivido solas en Santoña este tiempo. La colaboración con el desarrollo de la vacuna también ha sido una de las implicaciones de Grupo Consorcio con la difícil situación actual, pues durante una semana donaron el 5% de las ventas online a la campaña #YoMeCorono para la investigación de la vacuna.

Deja un comentario