NuBel presenta sus “Afternoon Tea”, un pedacito de Londres en Madrid

NuBel, uno de los Place To Be de Madrid, presenta las tardes más exclusivas de la capital. Las nuevas “tardes de té”, inauguradas el pasado fin de semana, se han convertido en el añorado afterwork que forma parte de la cultura madrileña.

Los famosos “Afternoon Tea” no siempre han sido bandera cultural de Inglaterra. Desde el pasado sábado, esas exclusivas tardes de té que inauguró Anna Russel, Duquesa de Bedford, se han trasladado a NuBel, el espacio gastronómico integrado en el Edificio Nouvel, sede principal del Museo Reina Sofía, y famoso por sus sofisticados y coloridos brunch.

De lunes a domingo, y fiel a la tradición del té diario más british, el Afternoon Tea de NuBel va camino de convertirse en el momento de ocio más premium de la capital. De 17:00 a 19:00, NuBel ofrece unas completas tardes de té donde no faltará ni uno de los detalles que protagonizaron las meriendas de la Duquesa de Bedford y sus amigas. Un timing gastronómico que, en el caso del fin de semana, recogerá el relevo de los brunch propios de NuBel.

Sandwiches salados, scones con mantequilla, confituras, crema de queso, tartas como la Carrot Cake o la Red Velvet, brownies… acompañados de té o café, a elegir. Una propuesta gastronómica 100% británica, pero que incluye además alguna sorpresa propia de la mesa española. Una propuesta que incluye cóctel, por 21€ o por 16€ (sin cóctel) por persona. El servicio ya está disponible todos los días de la semana para todo tipo de públicos, ahora que las meriendas – cenas se han impuesto en los momentos de ocio vespertinos de Madrid capital.

La historia

Degustar este Afternoon Tea Premium es retroceder al Londres de 1840, cuando la Duquesa de Bedford convocaba a su selecto grupo de amigas a degustar todas esas delicias que van a protagonizar, desde ya, las tardes – noches de NuBel. Una exclusiva merienda acompañada de una taza de té a las 4:00pm, cumpliendo con la rigurosa puntualidad británica, pero con el corazón de Madrid como escenario.

Hoy las teteras de plata, los vestidos pomposos de las mujeres nobles de la época y los elegantes salones de aquella Gran Bretaña del siglo XIX dan paso al restaurante NuBel, un lugar donde añorar aquellas meriendas excelsas que llegaron a encandilar a la propia Reina Victoria.

Deja un comentario