Dehesa El Milagro: Cría avícola ecológica

La cría avícola ecológica representa bienestar animal, libertad, aire libre y piensos de calidad. Dehesa El Milagro, propiedad de Blanca Entrecanales, cuenta, en su finca de la provincia de Toledo, con gallinas ponedoras, pollos de engorde y capones ecológicos y recurre a un manejo holístico para gestionar mejor los recursos, de forma sostenible y regenerativa.

¿Es posible comer de forma saludable y al mismo tiempo cuidar nuestro medio ambiente? Claro que sí. ¿Cómo? Consumiendo productos ecológicos que favorezcan y acaten todos los procesos de calidad y apuesten por el respeto, tanto de los animales como de las verduras y frutas. De esta manera, aportamos buenos nutrientes a nuestro cuerpo y colaboramos en la conservación del medio ambiente.
MANEJO HOLÍSTICO – LA CRÍA DE AVES ECOLÓGICA
Este sistema de cría avícola pretende proporcionar a las aves una vida en libertad y la posibilidad de disfrutar de pastos ecológicos al aire libre y el cobijo en naves o gallineros. En Dehesa El Milagro (Alcañizo, Toledo) apuestan por un ecosistema de sinergias entre las actividades agroganaderas, que consiga la mayor autosuficiencia y en el que el ganadero y el agricultor son los directores de orquesta.
Lo que distingue a El Milagro de otras granjas tradicionales es su manera de trabajar con un sistema de manejo holístico, es decir: los animales se desplazan y rotan temporalmente con intención de no esquilmar el suelo. Con este proceso se consigue cuidar la tierra, evitar la contaminación de las aguas subterráneas y, por tanto, proteger la salud de los animales, evitando una concentración elevada de excrementos en un lugar determinado.
Este sistema holístico apuesta, además, por una baja densidad de cría y un desarrollo de vida al aire libre. De este modo, evitan el hacinamiento de las aves y la aparición de infecciones. Dehesa El Milagro trabaja con un protocolo de manejo muy estricto, que evita el desarrollo de cualquier posible problema de salud en las aves. Además, su alimentación consiste en piensos elaborados con cereales y maíz ecológicos libres de pesticidas y transgénicos. Este hecho es un punto fundamental y marca la diferencia con las aves que no son criadas mediante un sistema ecológico.
GALLINAS, POLLOS Y CAPONES
La actividad avícola de la granja ecológica de Alcañizo se concentra en la cría de tres especies de aves:
Gallinas ponedoras: En los inicios de su actividad avícola, El Milagro diseñó un pequeño gallinero para 60 gallinas. Actualmente, cuentan con gallineros de 60m² que pueden albergar hasta 360 aves, siempre cumpliendo los límites de gestión ecológica (6 gallinas/ m²). Para favorecer la baja densidad en el exterior se establece 4m² de parque por gallina. La vida de estas aves se desarrolla en consonancia con las horas naturales de luz, sin someterlas a esfuerzos y conviven con los gallos para ayudar a su comportamiento de grupo. Por su alimentación y vida, las yemas de los huevos tienen más contenido de betacaroteno, lo que no sólo les aporta un color más atractivo si no un sabor más intenso.
Pollos de engorde: Los pollos de Dehesa pertenecen a una estirpe de crecimiento lento; en concreto es la variedad de ‘cuello pelado’. Tienen menos cobertura de plumaje en pechuga y muslos y, por lo tanto, se adaptan mejor al calor propio de la zona. Necesitan 14 semanas (alrededor de 90 días), justo el doble de vida que el pollo industrial. Al crecer libres en el exterior, en este caso en un vergel de frutales, se potencian sus defensas naturales y no se fuerza su crecimiento. Gracias a la exposición a la luz natural, fijan mayor calcio y vitamina D, lo que favorece que sus huesos se formen mejor. Su carne es blanca, firme y con sabor.
Capones ecológicos: Cuentan con certificado ecológico y al igual que los pollos, son aves de la variedad ‘cuello pelado’, de crecimiento lento. Se les realiza una castración quirúrgica a las 4-5 semanas y su vida se alarga hasta un mínimo de 21 semanas. Al ser animales más dóciles y menos activos, acumulan mayor grasa en su cuerpo, lo que conlleva un incremento en la calidad de la carne. Viven en un vergel de frutales, que tiene la particularidad de estar diseñado siguiendo las curvas de nivel del terreno, para favorecer así el aprovechamiento del agua de riego. Se cobijan en casetas móviles que se desplazan por la parcela a medida que las aves van desbrozando las malas hierbas, estercolan y enriquecen el suelo. La carne de capón tiene más grasa infiltrada y es más suave, jugosa y sabrosa que la de un pollo normal. Por su exquisitez y al ser su cría más costosa que la de un pollo, el capón es una de las aves preferidas para las preparaciones navideñas.

Deja un comentario