Nou Bar, ganador del Concurso de Cocina Aplicada al Langostino de Vinaròs

La creación de los chefs Agustí Marcos y Lupe Saigua ha convencido al jurado por su originalidad, así como por el excelente tratamiento del producto.

Vinaròs se ha convertido en referente gastronómico con la celebración del XVIII Concurso de Cocina Aplicada al Langostino. Este año, con motivo de la pandemia, se ha hecho una edición especial en el santuario de la Misericòrdia con la participación de los chefs locales, que han sorprendido al jurado con recetas únicas e innovadoras.

El langostino de Oro 2021, con un galardón de 1.500€, ha sido para el Nou Bar con la creación Llagostí de Vinaròs amb mares de vi de cent vint anys. El segundo premio, con 1.000€ y el Langostino de Plata, ha sido para el restaurante Nou Parada con la propuesta Llagostí de Vinaròs confitat amb aroma de cítrics, tocs de salsa cocomar, maionesa de plàncton i cruixent denciam de mar. El tercer galardón, con 500€ y el Langostino de Bronce, ha sido para la receta Llagostí de Vinaròs, allipebre dels seus caps, aire del seu corall i mosaic de primavera elaborada por el restaurando Teruel.

Hay que destacar que los restaurantes participantes forman parte de las Jornadas de la Cocina del Langostino que se celebran en la localidad, con menús elaborados con los mejores productos de proximidad y al precio único de 25€. Entre las diferentes recetas que proponen cada restaurante se ha incluido la creación que han presentado al Concurso de Cocina, para que los comensales también la pueden degustar y votar la que más les guste. Según los criterios del público la mejor creación es la del restaurante La Mar de Bo, con el plato Capellanet de mar farcit de mousse de llagostí de Vinaròs sobre pastís de carxofa gratinat amb allioli de mel, que ha conseguido un galardón de 750€ más el Langostino del Público.

El valor añadido que otorga el langostino

Durante el acto de entrega de los galardones, el alcalde de Vinaròs, Guillem Alsina, comentaba que «el langostino es, sin ninguna duda, el producto con el que la ciudad consigue un valor añadido a la oferta turística». En este sentido, añadía que el langostino ha de ser el centro de las políticas para dar un paso definitivo hacia el turismo gastronómico y de calidad. Por otro lado, anunciaba que después de 18 ediciones del Concurso de Cocina hay que dar un nuevo impulso al certamen para continuar siendo un referente nacional.

Por su lado, el director de Inteligencia Turística, Mario Villar, con la diputada provincial de Turisme, Virginia Martí, han querido estar presentes durante la celebración del concurso para mostrar el soporte, tanto de la Generalitat Valenciana como de la Diputación, hacia al certamen y en especial hacia el turismo gastronómico. Según comentaba Villar, la ciudad de Vinaròs ha sido pionera en este tipo de concursos y desde el Gobierno Provincial siempre estarán al lado de iniciativas como estas que ayuden a promocionar los productos gastronómicos.

Deja un comentario